Buscar este blog

sábado, 7 de diciembre de 2013

Reflexionando acerca de la Calle Paul Walker en Curanipe

screenshot: https://www.roww.org/about_us.php
Un gringo llamado Walker. 
Conocí a Paul Walker en momentos en que muchos aun permanecían en shock por la extrema potencia del ocho punto ocho. Me sorprendió la sencillez de su presencia, su carisma, y la profunda intención de querer estar, proponer ayuda directa, organizadamente, por la firme convicción de que es algo que se debe hacer por otros, personas de mi pueblo por cierto, de manera inmediata. “Cuando se pone buena voluntad por ahí, es increíble lo que se puede lograr” decía el fundador de ROWW (React Out Worldwide - ver video), organización independiente iniciada por él orientada a establecer ayuda directa inmediata en países y ciudades afectados por catástrofes como terremotos, huracanes y/o tsunamis, ONG partner de Save The Waves Coalition con quien he tenido el honor de trabajar. Paul, paramédico y actor, además, era fanático del mar, la naturaleza y el surf, por sus intereses ligados a la biología marina.



Desde esta perspectiva, que Paul Walker, sea homenajeado en el Maule Sur costero de Chile, específicamente, en Curanipe, en la comuna de Pelluhue al borde de la provincia de Ñuble, no debiera extrañarnos. Todo lo contrario, por su disposición al encuentro y buscar el alivio de chilenos en momentos trágicos y difíciles solo nos debiera emocionar.
Curanipe tiene una calle nueva y se llama Paul Walker, porque su fama y figura no le impidió, todo lo contrario, estar en Haití días antes que el nuestro en 2010 y tampoco en el último tiempo envuelto en el desastre de Filipinas.
Existirán siempre los detractores, pero desde mi óptica Walker se convierte en un símbolo de tantos que, de forma anónima, estuvieron con nosotros en horas muy duras y difíciles. No fue el único y por eso, este gesto merecido a su persona, trasciende; convirtiéndose, a su vez, en un agradecimiento a los que como él estuvieron en el campo, en las trincheras dispuestos a la paz y al amor por otros y otras, sin importar quien fuera, ni donde, ni cuándo. Solo queda entregar los respetos ganados, compartir la tristeza por la trágica partida guardando su memoria y mensaje.
Don Nelson Leal, Alcalde de Pelluhue, brinda un homenaje sincero, regalando un nombre a una calle importante de nuestro pequeño (y gran) pueblo, destacando el lado humano que, precisamente, se transforma en un símbolo de esperanza, en un mensaje de confraternidad y alegría en un mundo, muchas veces hóstil, de competencia desmedida, de individualismo. Se propone su nombre, a la calle de ingreso a una Villa nueva llamada Fuerza Curanipe que se construye, precisamente,  para los damnificados del 27/F lo que le da aún más sentido simbolizando la reconstrucción en Curanipe y en nuestro país.
Su arribo surge de la amistad entre aquellos que aman el planeta, al surf, la naturaleza, el mar. Estuvo aquí entregando asistencia humanitaria en primera línea, con pasión y entrega, sin importar fronteras, razas o culturas. Se hizo parte y atendió a mis compatriotas durante días ganando respeto y admiración.
Lamentamos su paradójica y trágica partida. Él era uno de los buenos y eso da tristeza. A seguir caminando donde quiera que estés mi estimado Walker.

Hasta Siempre y nuevamente... Gracias.

Rodrigo de la O
Director
Vigilante Costero, ONG
@vigilantecosta
DEDICATORIA Y ACUERDO DE NOMBRAMIENTO  CONCEJO MUNICIPALIDAD DE PELLUHUE


No hay comentarios: