Buscar este blog

sábado, 20 de junio de 2015

DECLARACION PUBLICA FRENTE A LA EVALUACION DEL PROYECTO PISCICULTURA RIO CLARO

¡NO a la piscicultura en Molina!
Como integrantes y adherentes del Consejo Ecológico de Molina, que durante más de 20 años hemos trabajado por el cuidado y protección del medio ambiente en Molina, en particular de los bienes naturales que se encuentran en el Parque Nacional Radal Siete Tazas y especialmente el Río Claro, arteria de vida para el Parque Nacional y sustentador de la agricultura de al menos 4 comunas de la región, (Molina, Río Claro, San Rafael, Pelarco) pedimos y exigimos que se Rechace definitivamente el proyecto “Piscicultura Río Claro”, que pretende instalarse y contaminar nuestra comuna, las comunas mencionadas y el río Claro, por los siguientes motivos:
  1. La industria del salmón y todas sus actividades relacionadas, han demostrado en el sur de Chile, ser contrarias a cualquier forma de coexistencia sustentable y saludable con las personas, sus entornos y ecosistemas.
  2. Esta es la cuarta vez que se presenta a evaluación este proyecto, lo que da cuenta de la imposibilidad de demostrar la compatibilidad de esa industria y la vida saludable en una comuna pequeña que tiene tradición agrícola, y vitinícola, con comunas vecinas que riegan los canales que nacen del río Claro, comunas con la misma usanza productiva.
  3. El peligro de escape de estos salmones, que no pertenecen a esta zona, ni a este país, (además de contener una gran gama de productos químicos tóxicos dañinos para la salud) destruiría las especies que habitan en forma natural en nuestro Río Claro y sus alrededores. El hecho de que exista (aguas arriba), el Parque Nacional Radal Siete Tazas, hace que este proyecto resulte ser una contradicción en sí mismo. Cualquier posibilidad de que se produzca un impacto a este ecosistema debe ser evitado y no basta con las medidas de mitigación y planes de contingencia que presenten los titulares y las consultoras que los respaldan, esas contingencias pueden ocurrir y una vez se hagan presentes, el daño será incontrolable e irreversible.
  4. Los residuos orgánicos (fecas) y no orgánicos (basura) ponen en riesgo grave de contaminación a las comunidades cercanas a la salmonera, además del peligro de accidentes de tránsito que constituye el flujo de camiones que trasladaran tanto los alevines como los residuos contaminados y peligrosos de la piscicultura.
  5. Al devolver al río, el agua utilizada en sus procesos, esta podría contener metales pesados (cobre, mercurio, otros), alta cantidad de antibióticos (usado normalmente para control de salud de peces), contaminando todas las aguas: río, napas subterráneas, canales de regadío, aguas de consumo humano y agrícola, etc., traspasando esta “contaminación” a las personas que nos beneficiamos de estas aguas, con daños a nuestra salud y la de las futuras generaciones.

Dada la condición de Parque Nacional del sector Radal – Siete Tazas, nos parece gravísimo que las autoridades, cualesquiera que ellas fuesen, otorgaran los permisos para la instalación de esta piscicultura. Pocos kilómetros río arriba desde el sitio de emplazamiento se encuentra dicho Parque Nacional y la sola presencia de este proyecto pone en entredicho su futuro y el de todas las actividades posibles de desarrollar, las cuales se asocian a su mantención en el tiempo. Son muchos los lagos y ríos del sur que quedaron inutilizados al turismo debido a los excesos e ilegalidades cometidos por parte de diferentes empresas que instalaron pisciculturas como la que se pretende instalar en el Río Claro. Por esos desastres nadie ha pagado un centavo y tampoco ocurrirá. Sin embargo, la gente que vivía de esos cursos de agua o que pretendía generar actividades turísticas ya no cuentan con esa posibilidad. Fallaron todas las entidades a las que les correspondía realizar las fiscalizaciones y los impactos pueden observarse aún hoy.
Nosotros como habitantes de Molina ya tenemos alta incidencia de cáncer y enfermedades cardíacas, razón por la cual se realiza un estudio de cohorte de enfermedades crónicas, es el Proyecto MAUCO, trabajo de colaboración entre las Universidades de Chile, Católica y con el apoyo de la Universidad Católica del Maule, por lo que no admitimos que se agreguen más contaminantes como factores que aumenten el riesgo de enfermedades y muerte para los habitantes de la comuna de Molina.
El SEA en el proceso de evaluación de este proyecto ha negado la participación de la comunidad Molinense, en opinión y voto, por el motivo que la empresa no da beneficios a la comunidad… no podemos ni opinar ni decidir en un asunto de vital importancia para nuestras comunidades y territorios, Es imprescindible que las autoridades sepan y respeten que quienes vivimos en Molina no queremos que exista ni la más mínima probabilidad de que se dañe nuestro ecosistema, nuestra salud y nuestra vida. Por todo esto pedimos y exigimos a la comisión de evaluación, Rechazar definitivamente la instalación de este desastroso cultivo de salmones en nuestra comuna.
NO A LA PISCICULTURA EN MOLINA.
Consejo Ecológico de Molina
Junta de Vecinos La Palmilla
Organizaciones Adherentes: 
  • Agrupación Defensa y Conservación Maule Mataquito ADEMA
  • Vigilante Costero