Buscar este blog

martes, 9 de junio de 2015

Desborde de Río Itata afecta terrenos agrícolas y provoca inundación de viviendas

Sector Boca Itata - 07 de Junio 2015
@vigilantecosta
El día 6 de junio se dio aviso por parte de vecinos y medios locales sobre el desborde del río Itata en sectores cercanos a su desembocadura provocando inundación en algunas viviendas y predios agrícolas teniendo, incluso, que trasladar animales de ganado para su resguardo.

Resulta curioso, por decir lo menos, cuando vecinos señalan que en reuniones previas con las autoridades, se ha hecho reiterada mención a la necesidad de contar con un plan coordinado para eventuales eventos en donde la desembocadura del Río Itata se encuentre obstruida, o no tenga la suficiente descarga, se proceda de manera rápida evitando o previniendo problemas mayores de inundaciones. Coordinación que en esta oportunidad no se cumplió.
Es lógico pensar que las personas que están como encargados de emergencia locales, o en coordinación directa con la Onemi regional, deban prevenir las emergencias para evitar que estás sucedan y no lo contrario. Relativizar este tipo situaciones puede devenir en negligencia que exponga la calidad de vida y salud de la comunidad local.
En nuestra visita a la zona pudimos conversar con vecinos y comprobar que, lamentablemente, no se reaccionó de manera oportuna lo que derivo en un colapso de las riberas y la inundación de amplios sectores afectando varias hectáreas y algunas viviendas. Es impresentable que se sucedan eventos críticos que afecten a la comunidad local y donde ellos, la comunidad, ya ha manifestado de forma reiterada la necesaria comunicación y coordinación para mitigar el impacto de las crecidas del río con las autoridades locales. No puede ser la respuesta de los expertos o encargados "aún no hay emergencia" ya que a nuestro entender la emergencia se debe prever, evitar y no esperar que esta se presente para reaccionar.
Como dato anécdotico sorprendió en la bajada del río Itata una gran cantidad de espuma de color café flotando en todo lo ancho del río y curiosamente río arriba de Nueva Aldea el color del agua (chocolate) y la espuma se disipaban considerablemente.