Buscar este blog

lunes, 11 de febrero de 2019

Exposición Fotográfica "Mar Muerto" | Una Mirada para No Olvidar #Reedición


Les dejamos cordialmente invitad@s a visitar la exposición de 15 fotografías de amplio formato del fotógrafo y activista ambiental Daniel Casado Bissone que representan una mirada para no olvidar el desastre ambiental ocurrido en mayo de 2016 ("Mayo Chilote"), que afectó a comunidades de Chiloé, a nuestro medio ambiente y ecosistemas marinos. 

Daniel Casado
BIO | Daniel Casado Bissone | Expositor 

Daniel Casado es fotógrafo y videógrafo medioambiental con experiencia en el área documental y de comunicaciones.
Dentro de las instituciones con las que ha colaborado se encuentran: Fundación MERI (Patagonia norte), Parque Etnobotánico OMORA (Patagonia sur), y ONGs en los EE.UU. entre ellos Chewonki Foundation, Maine Woods Forever, y Maine Farmland Trust.
Ha realizado proyectos audiovisuales en Sudamérica y Estados Unidos y actualmente se desempeña como Director de DC Photo y como fotógrafo y productor de Seedlight Pictures  (http://www.seedlightpictures.com).
Daniel es miembro activo de la Unión de Fotoreporteros de Chile y activista de causas ambientales.

CHILOÉ, Desastre Presente
En mayo de 2016 se suscitó uno de los desastres más graves del último tiempo impactando directamente a los trabajadores de la pesca artesanal y poniendo en jaque a la industria pesquera intensiva de gran escala. 
La crisis del salmón, derivada de una mortandad masiva de salmones de centros de cultivos en distintos puntos del archipiélago Patagonia y su posterior traslado por empresas pesqueras industriales provocó el depósito de miles de toneladas de salmones muertos en el océano Pacífico por una floración de algas nocivas (FAN;Bloom), y que hasta el día de hoy, ha ocasionado un profundo impacto en la economía, tradición y medioambiente del sur de Chile.

AMENAZA, EN Ñuble y Biobío
Desde fines de 2015 comienza una ofensiva de la industria pesquera de alta intensidad de expandir sus centros de cultivos a aguas apropiadas para la acuicultura (AAA) en mar abierto en la región de Ñuble y región del Biobío. Como así también, la existencia de concesiones marítimas en trámite en la región del Maule. 
El impacto o daño, básicamente, sucede por la presión y deterioro constante a los que ha sido sometido el fondo marino en zonas concesionadas, desde el estado a privados, por procesos derivados de la industria.
Al no poder reiniciarse los ciclos productivos del salmón, por incapacidad del ecosistema acuático de recuperarse naturalmente; necesitando ventanas de descanso cada vez más extensas, por la falta de oxígeno producto de la eutrofización del fondo marino. Por ello, las concesiones marítimas no pueden ser reutilizadas aunque permanezcan vigentes y, por ende, podrían ser revocadas.
La amenaza entonces proyecta, a través de varias de decenas de proyectos, la instalación de pesquerías industriales de alta intensidad en Mar de Ñuble, punta de lanza y abrelatas para la imposición de un modelo de negocio de lucro privado que afecta directamente la calidad de las aguas, cultura local y vocación natural del territorio.
Identificada la amenaza surge un movimiento ciudadano obligado a reaccionar, a organizarse, exigiendo respeto y se dispone por la defensa territorio desde las virtudes existentes. Todos Somos Cobquecura es la representación de los que consideran la zona y sus ventajas desde una perspectiva distinta donde se valoren las condiciones y virtudes del territorio, construyendo identidad en el proceso y entendiendo la preservación como un factor de inversión de largo plazo.
Junto a Daniel Casado y Todos Somos Cobquecura les damos la bienvenida a “Mar Muerto”.
Para que no se repita la historia.