Buscar este blog

viernes, 17 de agosto de 2018

Convocatoria regional por el Fortalecimiento de Bloque de Defensa del Borde Costero


@vigilantecosta - #reporte
El día viernes 17 de agosto se desarrolló, en la sede del Sindicato de Trabajadores de Petrox en Concepción, un nuevo hito en la oposición y rechazo de distintas comunidades de las regiones de Biobío y Ñuble al insistente intento de expansión que la industria de acuicultura (salmonicultura) de gran escala pretende imponer en la zona centro sur del país.
Distintas agrupaciones, dirigentes de pescadores, movimientos locales de defensa de sus territorios y autoridades acudieron a la convocatoria para la conformación de un frente interregional y así poder bloquear la imposición de un modelo de negocio en permanente experimento, donde sus fallas reiteradas lo hacen un riesgo y peligro latente para el ecosistema y comunidades locales.
Todos Somos Cobquecura (FB), movimiento ciudadano que desde 2015 mantiene una férrea oposición, en bloque, sumando a distintas organizaciones, movimientos, municipios y Comités de Defensa del Borde Costero de la región de Ñuble (Pullay, Buchupureo, Cobquecura, Taucu, Mela, Boca Itata), fue el encargado de convocar y aunar esfuerzos junto a otras organizaciones y comunidades amenazadas, como la bahía de Coronel e Isla Santa María. La consigna es una sola: bloquear la entrada insolente de empresas privadas en aguas nacionales, conocido el negro prontuario y actuar doloso que esta industria ha ocasionado en el mar austral de Chile. La preocupación es transversal, sumándose a la indignación existente, que este tipo de industrias cuente con el aval y subsidio del Estado de Chile para su permanencia.
Alejandro Navarro, Senador de la República por el Biobío Costa, fue uno de los presentes que ha apoyado a la ciudadanía ante esta arremetida de la industria; junto a dirigentes de distintos sectores de la región.
En esta oportunidad estuvo presente Héctor Kol, experto acuícola y miembro del Comité de Defensa del Borde Costero de Puerto Montt; quien en su presentación expuso de forma clara que hoy la amenaza es una realidad y la oportunidad de evitar nuevos problemas asociados a esta industria, es ahora; haciendo un claro y franco llamado a entrar en razón a todos, para evitar un nuevo desastre en la octava región y sus alrededores mencionando que los alevines o smolt de salmón se crían en la octava región y son llevados a centros de cultivo y cosecha en las regiones del sur del país.
SEIKONGEN
En su alocución, también hizo mención de un tema que “simboliza” la situación actual de la industria de la salmonicultura nacional con la embarcación o “Wellboat” Seikongen, propiedad de CPT Empresas Maritimas S.A., que se hundió alrededor de un año atrás en las costas de Chonchi y que fue reflotado recientemente. Hoy navega, prácticamente, a la deriva o al "garete", en mares del sur al ser rechazado; primero en Talcahuano, luego en Ancud y Puerto Montt; y donde Alcaldes han debido cursar acciones judiciales para prevenir, ante todo, algún riesgo a sus comunidades, debido a su pestilente carga de 100 toneladas de salmones en descomposición, convertidos en peligrosos riles o desechos industriales peligrosos; dado que dicha carga se convierte en ácido sulfhídrico, material altamente peligroso, volátil y que puede provocar, si no es tratado adecuadamente, incluso la muerte. Esta situación gráfica y pone en evidencia la dramática situación de la industria que lejos de reconocer sus errores hoy intenta doblarle la mano a la Subsecretaria de Pesca, la que quiere bajar densidades de cultivo por metro cúbico a la mitad, cuestión que incomoda a la industria, comenzando un lobby feroz para evitar que la regulación le ponga freno a su expansión debido, principalmente, a que concesiones actuales, por diversos factores, no resisten y deben buscar nuevos lugares donde establecerse. La comunidad local, curiosamente toma palco, y no participa de estas decisiones siendo, claramente, los que más se han visto perjudicados por las externalidades negativas de este modelo de negocio de lucro privado en bienes nacionales. El regulador y/o la autoridad también debe hacer su mea-culpa en todo esto y, ante todo, mediar para evitar que se impacte la salud física y psíquica de las personas que habitan los territorios; como así también, del impacto que implica y ha significado para nuestro medio ambiente.
Hector Kol, también hizo mención y cuestionó los recursos públicos involucrados en el traslado de la embarcación privada (Seikogen), por parte de la Armada y Sernapesca quienes tuvieron fallo adverso (Junto a Seremi de Los Lagos, Superintendencia de Medio Ambiente, Ministerio de Medio Ambiente) por la Corte Suprema en lo que se denominó el Supremazo; por faltar a su rol fiscalizador por depósito, en marzo de 2016, de 9 toneladas de salmones muertos en el mar interior de Chiloé justo antes del, tristemente célebre, Mayo Chilote, y el desastre de la marea roja en la isla y consecutiva muerte masiva y posterior vertimiento de cientos de miles de toneladas de salmones muertos al mar. Esto demostró una débil prevención por parte de las instituciones mencionadas debido a que se tenía antecedentes suficientes para haber actuado con antelación.
Carta Movimiento No a Las Salmoneras
En esta oportunidad, se acordó e instó a seguir ampliando la coordinación en la zona centro sur del país, con un solo objetivo, fortalecer la defensa del borde costero anti salmoneras, incentivando a las comunidades para que puedan organizarse activamente y poder crear una confederación en bloque de defensa del borde costero a través de los distintos movimientos o agrupaciones afines que se han visto en la urgente necesidad y obligación de defender sus territorios.
Finalmente, en la intendencia se hicieron presentes alrededor de 40 asistentes para la entrega formal de una carta al intendente del Biobío, Jorge Ulloa, donde se manifiesta que este tipo de proyectos privados pone en riesgo la vida y una proyección turística sustentable fundada en la riqueza de nuestros recursos naturales.


Fotos y Video: Todos Somos Cobquecura

viernes, 10 de agosto de 2018

Monsanto pagará USD$ 289.2 millones en histórico veredicto de Demanda por Roundup

Fuente: Organics Consumers - Traducido: @vigilantecosta
Un jurado de San Francisco emitió hoy un veredicto en el caso de un ex jardinero con cáncer terminal contra Monsanto Company, ordenando al gigante agroquímico pagar USD$ 39.2 millones en daños compensatorios y USD$ 250 millones en daños punitivos por no advertir a los consumidores que la exposición al herbicida Roundup causa cáncer.
Dewayne "Lee" Johnson presentó la demanda (caso No. CGC-16-550128) contra Monsanto Co., con sede en St. Louis, el 28 de enero de 2016, alegando exposición al herbicida Roundup que roció mientras trabajaba como jardinero en el Distrito Escolar Unificado de Benicia lo que hizo que desarrollara un linfoma no Hodgkin (NHL).
El 18 de junio de 2018, su caso fue asignado a la jueza Suzanne Ramos Bolanos por el Tribunal Superior de San Francisco, California. El caso de Johnson fue el primero de su tipo en ir a juicio debido a su diagnóstico terminal.
Después de ocho semanas de juicio, el jurado determinó por unanimidad que el herbicida Roundup de Monsanto, basado en glifosato, causó que Johnson desarrollara NHL, y que Monsanto no advirtió sobre este grave peligro para la salud. Es importante destacar que el jurado también encontró que Monsanto actuó con malicia, opresión o fraude y debería ser castigado por su conducta.
Monsanto Co. continúa negándose a advertir a los consumidores sobre los peligros de su producto multimillonario Roundup, a pesar de la principal autoridad mundial en cáncer, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), enlistó al glifosato como probable carcinógeno en 2015.
Lee Johnson es una de las más de 4.000 personas de todo el país que presentaron una demanda contra Monsanto en los tribunales estatales y federales en base a acusaciones que vinculan al Roundup con el cáncer.
El abogado de primera instancia, Brent Wisner, dijo que el veredicto de hoy fue el resultado de documentos corporativos confidenciales recientemente revelados.
"Finalmente pudimos mostrarle al jurado los documentos internos y secretos de Monsanto, demostrando que Monsanto sabía desde hace décadas que el glifosato y, específicamente, Roundup podrían causar cáncer", dijo Wisner. "A pesar de que la Agencia de Protección Ambiental no solicitó el etiquetado, estamos orgullosos de que un jurado independiente siguiera la evidencia y utilizara su voz para enviar un mensaje a Monsanto de que sus años de engaño respecto al Roundup han terminado y que deben poner la seguridad del consumidor primero".
Durante años, Monsanto ha afirmado que no hay evidencia de que Roundup cause cáncer, sin embargo, una montaña de testimonios y documentos fue admitida durante el juicio. Los abogados de Johnson probaron, a través del testimonio de los testigos de Monsanto, que los empleados de la compañía "escribieron a escondidas" artículos científicos y pagaron a científicos externos para que publicaran los artículos en su nombre.
Documentos internos revelaron que un asesor científico contratado por Monsanto le dijo a la compañía que las pruebas pasadas para Roundup no eran suficientes porque el glifosato, el ingrediente activo en Roundup, se probó de manera aislada sin los otros ingredientes químicos que componen la formulación Roundup.
"Muchos de estos documentos confidenciales de Monsanto fueron revelados por primera vez", dijo el asesor principal David Dickens. "Muestran que Monsanto sabía que sus pruebas eran insuficientes y que había un efecto sinérgico cuando el glifosato se combinaba con surfactantes que ayudan a que el glifosato penetre las paredes celulares, tanto vegetales como animales".
En otros documentos, ahora públicos, los empleados de Monsanto reaccionaron al listado de glifosato de la EPA de California como carcinógeno al llamar a los californianos "liberales y tarados", abrumando a Monsanto como una "película de zombis" que tuvieron que sacar de a uno a la vez a partir elecciones presidenciales de 2016.
Además de escuchar a los testigos expertos, el jurado escuchó el testimonio desgarrador de Lee Johnson y su esposa, Araceli.
Araceli recordó al jurado las muchas noches sin dormir que Lee pasó llorando en la cama cuando sus hijos no estaban cerca. "Trató de ocultarlo, y creo que intentó mostrar que era fuerte", dijo. "Trató de ser positivo; él quería serlo ... para nosotros y los niños ".
Luego de que su esposo comenzara la quimioterapia, Araceli tomó un segundo trabajo trabajando 14 horas diarias para ayudar a pagar los crecientes gastos médicos de la familia mientras aún llevaba a sus dos hijos 45 minutos de distancia al Distrito Escolar del Valle de Napa con la esperanza de brindarles mejores oportunidades educativas.
Cuando Lee subió al estrado, le dijo al jurado lo asustado y confundido que estaba después de recibir la noticia de que tenía cáncer. También describió las veces que contactó a Monsanto para ver si las lesiones cutáneas que desarrolló estaban relacionadas con su uso de Roundup. Cuando no recibió noticias de la compañía, continuó usando el herbicida.
En particular, Johnson testificó que nunca habría usado Roundup si hubiera sabido de los peligros y acusó a Monsanto de ocultar los riesgos de seguridad de Roundup para seguir beneficiándose de su herbicida de mil millones de dólares.
"Nunca hubiera rociado ese producto en la escuela o alrededor de personas si supiera que les haría daño", dijo Johnson durante el testimonio emocional. "No es ético. Está incorrecto. La gente no se lo merece ".
Las firmas son conocidas a nivel nacional y manejan casos complejos de responsabilidad por productos defectuosos, entre otras, y ocupan posiciones de liderazgo en el litigio federal y estatal de Monsanto Roundup. Monsanto enfrenta más de 4.000 casos de cáncer por Roundup en todo el país y ese número está creciendo.
El próximo juicio contra el cáncer del Roundup contra Monsanto también es un caso estatal y está programado para ocurrir en octubre en St. Louis, Missouri. Ahora que el juez en el litigio federal multisitio (basado en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California en San Francisco) ha aceptado a varios de los expertos de los demandantes para declarar. Las fechas de los juicios federales deben anunciarse en los próximos meses.
#MonsantoTrial #JuicioMonsanto

lunes, 6 de agosto de 2018

La Plaga de las Granjas de Salmón

Después de evitar, junto a la organización ciudadana, la entrada de AES Gener con una central eléctrica a carbón masiva, el Director de Vigilante Costero Maule Itata, Rodrigo de la O, fija su vista en el flagelo del cultivo del salmón.

El grito de batalla del movimiento: “No a las Salmoneras”;
Foto de Todos Somos Cobquecura (We Are All Cobquecura).
Por Sergio Moncada, Organizador, Latinoamérica | Waterkeeper Magazine #14
Después de una lucha épica de siete años o más, que detuvo con éxito la construcción del Proyecto Central Termoeléctrica a carbón Los Robles de 750 MW en la pintoresca costa central del Maule en Chile, el Director de Vigilante Costero Maule Itata, Rodrigo de la O, regresa a las trincheras, defendiendo su comunidad y las comunidades vecinas contra la amenaza de un nuevo Goliath: las operaciones de cultivo de salmón a escala industrial, que en gran parte están débilmente, o no reguladas. Chile es ahora el segundo mayor productor mundial de salmón cultivado después de Noruega, y 70.000 empleos en Chile dependen de él, "pero", dice Rodrigo, "estamos pagando un costo demasiado alto".
Originario de Santiago, la capital de Chile, Rodrigo se mudó a la región del Maule en 2004. Poco después, fundó junto a unas 15 participantes comprometidos, el grupo de base Acción Ciudadana Pro Maule Costero. Se convirtió en el primer Waterkeeper en Chile en 2009. Rodrigo, publicista y diseñador de formación y un Postgrado en Gestión Ambiental Local, es un idealista y también un luchador pragmático e incansable. Es este impulso, dice, lo que lo ayudó a vencer la propuesta de la planta de energía de AES Gener, una subsidiaria de la gigantesca corporación de energía de EE. UU. AES Corp.
Maule, está ubicado a 800 kilómetros del eje de la industria del salmón en la costa sur del país; Rodrigo y sus aliados nunca imaginaron que ellos también estarían en la mira del poderoso lobby de la industria y es a fines de 2015 cuando se enteraron de que la empresa Inversiones Pelicano S. A. había presentado Declaraciones de Impacto Ambiental para un proyecto de acuicultura de salmón de USD$ 28,6 millones consistente en 11 sitios en un tramo de 50 kilómetros de la costa del Ñuble, Biobío y Maule, entre las comunas de Cobquecura, Trehuaco y Coelemu, un área famosa por el surf y el ecoturismo; además del hogar de lobos marinos y muchas otras especies, como el delfín chileno (tonina) y las ballenas sei de más de 18 metros de largo.
Ocho de esos proyectos se construirían cerca de 2 mil metros de la costa de Cobquecura y producirían anualmente más de 3.000 toneladas de salmón. Los 11 sitios cubrirían, aproximadamente, 180 hectáreas de agua e incluirían jaulas a una profundidad de 60 metros aproximadamente.

"Pondrían en riesgo el tejido social, al poner en peligro la salud pública, enfrentando a los residentes a favor de las granjas, contra quienes se oponen y convirtiendo a los pescadores artesanales en trabajadores altamente dependientes de una industria que, como lo ha demostrado la experiencia en el sur de Chile, es altamente vulnerable. Los impactos en la vida marina son incuantificables".

Si tiene éxito, Inversiones Pelicano y su industria podrían alterar y modificar completamente comunas como Cobquecura. Al igual que muchos asentamientos costeros salpicados en esta costa, que cuenta con pintorescas casas y paredes cubiertas con su característica piedra local. También, tiene una playa larga y ancha con olas salvajes que es popular entre los surfistas; la playa se llena en febrero cuando Cobquecura organiza una Competencia Nacional de Surf. De pie en la playa, se puede escuchar el aullido de los lobos marinos desde un afloramiento rocoso a unos 50 metros de la costa. Los islotes, conocidos como la "Piedra de la Lobería", es el hogar de una colonia de alrededor de 3.000 miembros de esa especie que toman el sol, lo que ha inspirado a una floreciente industria ecoturística local. Los visitantes, eventualmente, pagan a los pescadores para que los saquen en sus botes para ver esta gran colonia de cría y el área ha sido designada Santuario de la Naturaleza desde 1992.
La noticia de la amenaza que implica la eventual llegada de Inversiones Pelicano al zona centro sur de Chile alarmó a los locales por muchas razones. Los salmones no son originarios de América del Sur, y hace 25 años, Chile no tenía industria del salmón de la cual hablar.
Foto de Todos Somos Cobquecura (We Are All Cobquecura).
Fotos arriba, los grupos locales de ciudadanos; ambientalistas y los sindicatos de pescadores artesanales locales se unieron a los miembros de la comunidad en Taucú, Buchupureo, Cobquecura, para una caravana y manifestación pública para protestar por los peligros de las granjas de salmón a gran escala. Estas demostraciones periódicas han mantenido a las comunidades costeras en alerta constante ante esta amenaza. Foto de Maule Itata Coastkeeper.
A medida que el cultivo de esta especie creció, trajo consigo una serie de efectos dañinos para las comunidades costeras del sur. Con decenas de millones de salmones confinados en corrales superpoblados, sus excedentes de alimentos y heces cayendo al fondo del mar, y docenas de plantas de procesamiento que arrojan las entrañas de salmón directamente al océano, era solo cuestión de tiempo antes de que ocurriera el desastre. Pronto se formaron zonas muertas en las aguas alrededor de los corrales. Y el uso excesivo de antibióticos en la industria, no para tratar enfermedades sino para prevenirlas, aumentó el riesgo de que las bacterias resistentes a los antibióticos infecten a las comunidades locales y a los consumidores de salmón.
En 2016, una infección acabó con el 20 por ciento de la industria salmonera de cultivo multimillonaria de Chile y una proliferación de algas sin precedentes (o "marea roja"), llevando una venenosa propagación de neurotoxina cercana a los 2 mil kilómetros de extensión a lo largo de la costa patagónica, desencadenando un desastre de salud pública y despertando furiosas protestas de los pescadores. Los científicos sostienen que la marea roja pudo haber sido causada por el salmón podrido en el océano abierto y por las enormes cantidades de heces de salmón que sofocaban partes del lecho marino.
Con la esperanza de evitar el mismo destino de las comunidades en el extremo sur de Chile, y junto a otros líderes locales, establecieron Todos Somos Cobquecura (FB), una coalición de organizaciones ambientales, grupos de base y residentes locales de todos los ámbitos: pescadores artesanales, miembros de ligas deportivas locales, empresas de turismo, funcionarios del gobierno local, deportistas y ciudadanos preocupados.

"La comunidad estaba organizada, activa y decidida en la definición de su propio camino de desarrollo. Nuestra victoria fue y es el resultado de una sociedad más empoderada que exige el derecho de abogar por nuestros propios intereses y por la preservación de nuestro patrimonio natural para las generaciones futuras. Estamos en esta lucha y es a largo plazo. El silencio y la inacción equivalen a aceptarlo".

En un intento subrepticio de desviar el escrutinio, Inversiones Pelicano presentó declaraciones de impacto ambiental por separado para cada uno de los 11 sitios de su proyecto, en lugar de un solo Estudio de Impacto Ambiental más complejo y exhaustivo para un solo proyecto. La ley chilena establece una distinción importante entre las Declaraciones (DIA), que están destinadas a proyectos con impactos menores, y los Estudios (EIA), que son para proyectos que causan uno o más impactos importantes en la cantidad y calidad de los recursos naturales y efectos significativos en el paisaje.
La respuesta local fue inmediata y continuó durante 2016 y 2017, y no muestra señales de disminuir. Rodrigo y otros líderes han organizado marchas, mítines, reuniones comunitarias, exposiciones fotográficas, consultas con abogados y reuniones con funcionarios del gobierno local y representantes en la legislatura nacional de Chile.
Sus esfuerzos han comenzado a dar sus frutos, ya que los medios nacionales e incluso los medios específicos de la industria informan acerca de esta fuerte oposición. Se inició un debate que hoy se está desarrollando en el tribunal de la opinión pública, y ahora, lo más importante, el proyecto se ha detenido temporalmente. A principios de 2017, bajo la presión de Todos Somos Cobquecura (FB), la autoridad ambiental regional abrió un período de 20 días para que el público presente comentarios sobre el proyecto. Rodrigo y otros líderes locales instaron a sus comunidades y a todas las partes interesadas a enviar observaciones. Se recibieron más de 3.000 observaciones al proyecto. En octubre de 2016, Inversiones Pelicano solicitó un período de un año para responder. En octubre de 2017, solicitó un año adicional. Mientras tanto, la agencia ambiental de Chile (SEA), encargada de revisar declaraciones y estudios de evaluación ambiental, dio luz verde a una de las once granjas propuestas por Inversiones Pelicano, aunque la construcción aún no ha comenzado.
"Circulo de Energía por el Mar" (Buchupureo)
Las bahías y playas de la prístina costa central de Chile atraen a turistas y surfistas de todo el mundo. Foto de Maule Itata Coastkeeper.
Estas granjas afectarían a las comunidades locales de formas conocidas y desconocidas. Además de dañar dramáticamente el medio ambiente costero y sus comunidades, pondrían en peligro el tejido social poniendo en peligro la salud pública, enfrentando a los residentes a favor de las granjas contra quienes se oponen y convirtiendo a los pescadores artesanales en trabajadores de nómina altamente dependientes de una industria que, como lo ha demostrado la experiencia en el sur de Chile, es muy vulnerable. Se espera que los impactos en la vida marina sean cuantiosos.
En una publicación de blog a mediados de 2017, Rodrigo escribió: "Inversiones Pelicano... ha sido incapaz de responder muchas de las preguntas de las comunidades, incluyendo qué beneficios existen para las comunidades locales, por qué las granjas utilizarán antibióticos prohibidos en otros países, cuál es la medida en que se usarán estos antibióticos y cómo se evitará que los lobos marinos se acerquen a las jaulas de peces. Los lobos marinos se alimentan de salmón, u otros peces, y sus "ataques" (por su naturaleza) a las granjas de salmón contribuyen a sus escapes. Como resultado, varias enfermedades transmitidas por el salmón pueden contagiar a los lobos marinos; u otros mamíferos, aves y reptiles. Los estudios han demostrado que los delfines, por ejemplo, sufren lesiones en la piel vinculadas a las granjas de salmón".
Muchos desafíos están por venir. Rodrigo ya está lo suficientemente experimentado como para saber que la pelea será larga y que habrá altibajos en el camino. "Pero esa no es una razón para desanimarse", dice. En este momento, Todos Somos Cobquecura (FB) está evaluando sus opciones y planeando sus próximos pasos.
Un nuevo gobierno conservador asumió el poder en marzo, y la industria salmonera confía en que será más amigable con sus intereses que el gobierno anterior, mientras que Rodrigo y sus colegas están presionando para una evaluación regulatoria que requeriría que Inversiones Pelicano presente Estudios de Impacto Ambiental, en vez de declaraciones, que incluyan propuestas para mitigar los efectos negativos esperados. Junto a ello, también se están explorando formas de fortalecer y ampliar las protecciones para los lobos marinos de Piedra de la Lobería y su lugar de alimento y/o reproducción.
Piedra de la Lobería, hogar de una gran colonia de lobos marinos que es uno de los principales atractivos de la floreciente industria ecoturística local, estaría peligrosamente cerca de una de las granjas de salmón propuestas. Foto: Maule Itata Coastekeeper
Maule Itata Coastkeeper, Director, Rodrigo de la O se reúne con un pescador local.
Foto de Gisela Saez.
En este momento, las perspectivas son optimistas, a pesar de la desigualdad de condiciones. Después de que la catástrofe ecológica provocada por la acuicultura del salmón en el sur de Chile fuera noticia en los últimos dos años, los chilenos ahora están más conscientes que nunca de los impactos de las granjas acuícolas y están más preocupados por ellos. Además, el reciente esfuerzo exitoso de los activistas locales para bloquear el proyecto térmico Los Robles les ha dejado con habilidades de organización y la capacidad de utilizar las redes sociales como una plataforma efectiva para la movilización.
Esfuerzos como Todos Somos Cobquecura atestiguan la vitalidad del floreciente movimiento ecologista en un país aún marcado por los largos años (1973 a 1990) bajo la sombra del dictador Augusto Pinochet.

Recordando la victoria sobre la planta de energía de Los Robles, Rodrigo dice: "La comunidad estaba organizada, activa y decidida en el derecho de incidir en la definición de su propio camino de desarrollo. Nuestra victoria fue el resultado de una sociedad más empoderada que exige el derecho de abogar por nuestros propios intereses y por la preservación de nuestro patrimonio natural para las generaciones futuras. Estamos en esta lucha y es de largo plazo. El silencio y la inacción equivalen a la aceptarlo".

Palabras alentadoras de un activista cuya victoria sobre un gigante energético global ha demostrado que la persistencia da sus frutos.


 |Traducción/Adaptación: @vigilantecosta | 

sábado, 4 de agosto de 2018

Todos Somos Cobquecura se prepara para la batalla decisiva y convoca a todas la fuerzas vivas del movimiento ciudadano

@vigilantecosta
Las fuerzas vivas del movimiento ciudadano organizado por la defensa de sus territorios, sus aguas y su gente, Todos Somos Cobquecura (FB); se mantiene en estado de alerta y se dispone a marcar presencia en todas las instancias posibles para evitar la imposición e instalación que implica el intento de una empresa pesquera (Inversiones Pelicano S. A.) de gran escala en las costa de la nueva región de Ñuble y Biobío (En región del Maule existen solicitudes de concesiones marítimas).
Muchas localidades se han ido sumando para enfrentar la expansión e intento de la industria de acuicultura intensiva de instalar “granjas marinas” ó “cultivos de salmón” (a pesar del negro prontuario de la industria en el extremo sur del país), en bienes públicos, estableciendo una clara amenaza para el desarrollo económico local y la propia visión o vocación natural de los territorios.

Contexto

A fines del año 2015, inversiones Pelicano S.A., ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental Biobío, vía Declaración de Impacto Ambiental (DIA), ocho proyectos (sumando 3 más al sur del río Itata, once en total. Hoy existen 17 proyectos presentados: 15 en evaluación y 2 en admisión en Ñuble y Biobio). Este fraccionamiento le permite, amparado por la ley, baipasear un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) dado que resulta obvio que es un solo gran proyecto, en una misma área territorial y cuya presentación, prácticamente, se da al mismo tiempo bajo un mismo titular;  convirtiéndose en el “abrelatas” o “punta de lanza” de la industria, lo que les permitiría su expansión en espacios marinos abiertos (offshore) e inexplorados debido, principalmente, a que el impacto producido en el sur por la carga de la industria (Seno de Reloncaví, Patagonia, Chiloé, Los Lagos, Aysén, Magallanes) por la sobreexplotación de las concesiones marítimas (propiedad, decisión y responsabilidad del estado de Chile en su otorgamiento) les impide poder seguir explotandolas, debido a la incapacidad del medio acuático de recuperarse naturalmente por el exceso y sobrecarga del negocio (nutrientes, alimento, fecas, antibióticos, pesticidas, vacunas, etc.). Esto ha obligado a la industria a buscar nuevas formas y lugares y, de manera experimental, pretenden instalarse en mar abierto lo que, a todas luces, es un contrasentido. Sobre todo si pensamos que las costas de Ñuble son en extremo bravías y existen antecedentes recientes de fugas masivas de salmónidos en el mar debido a condiciones climáticas adversas (Desastre en Isla Huar).
*ver notas relacionadas al pie de publicación 
Caminata por el Mar - TSC - Cobquecura
El segundo plazo de extensión (primero se dió en octubre de 2017), solicitado por la empresa, se cumple a fines de octubre del presente año. En esa fecha Inversiones Pelicano S. A. debe dar respuesta a las observaciones presentadas por distintas organizaciones y esperamos se defina su inviabilidad.
Ante este escenario la comunidad se ha mantenido en estado de alerta permanente y convocando activamente a las comunidades cercanas, como así también, haciendo un llamado a todo Chile y organizaciones internacionales, denunciando lo que implicaría esta imposición y amenaza de beneficio (lucro) privado. Desde esa perspectiva, y en el tiempo que resta, las organizaciones locales; comités de defensa del borde costero; municipios y parlamentarios; vecinos y vecinas, amigos y simpatizantes al movimiento Todos Somos Cobquecura, levantan la voz una vez más y comenzarán diversas formas de movilización para manifestar su rotundo rechazo a este negocio que atenta con la propia y legítima visión que los residentes locales tienen de su zona y territorio. Es por ello, que decimos fuerte y claro "Fuera empresas salmoneras. Por nuestro futuro y quienes nos siguen los pasos".
A las autoridades se les exige que velen por la salud de nuestra gente y medio ambiente, conviniendo, que son ellos los responsables de aprobar este tipo de proyectos y, ante todo, se deben a las comunidades más vulnerables que representan. Basta de lucrar en bienes públicos y dejar las externalidades de su negocio en lugares que no se le necesita y cuyo daño es incuantificable.
(*ver notas relacionadas al final de publicación)
Notas Relacionadas:
LUNES, 18 DE ENERO DE 2016 | Porque Todos Somos Cobquecura.
MARTES, 26 DE ENERO DE 2016 | Cobquecura Defiende su Mar
MIÉRCOLES, 27 DE ENERO DE 2016 | Nuestra patética y frágil realidad!
VIERNES, 19 DE FEBRERO DE 2016 |  Actividades Resumen - Todos Somos Cobquecura #TSC
DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2016 | Conflicto ambiental en Cobquecura
MIÉRCOLES, 28 DE DICIEMBRE DE 2016 | Héctor Kol - Noviembre 2016
SÁBADO, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2017 |  Salmoneros con piel de oveja al asalto de Magallanes
MIÉRCOLES, 25 DE JULIO DE 2018 |  "Mar de Cobquecura" | #Oda #SinSalmoneras