Buscar este blog

jueves, 8 de agosto de 2019

La tierra es parte de la solución climática - IPCC

Mina de Carbón - La Guajira - Colombia
Comunicado de prensa del IPCC - GINEBRA, 8 de agosto de 2019

La tierra ya está bajo una creciente presión humana y el cambio climático se está sumando a estas presiones. Al mismo tiempo, mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC solo se puede lograr reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores, incluidos la tierra y los alimentos, dijo el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) en su último informe el jueves.

El IPCC, el organismo mundial para evaluar el estado del conocimiento científico relacionado con el cambio climático, sus impactos y posibles riesgos futuros, y las posibles opciones de respuesta, vio el Resumen para responsables de políticas del Informe especial sobre cambio climático y tierra (SRCCL) aprobado por el gobiernos del mundo el miércoles en Ginebra, Suiza.

Será un aporte científico clave en las próximas negociaciones sobre el clima y el medio ambiente, como la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación (COP14) en Nueva Delhi, India en septiembre y la Conferencia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) en Santiago, Chile, en diciembre.

“Los gobiernos desafiaron al IPCC a tomar la primera mirada integral de todo el sistema de clima terrestre. Lo hicimos a través de muchas contribuciones de expertos y gobiernos de todo el mundo. Esta es la primera vez en la historia del informe del IPCC que la mayoría de los autores, el 53%, son de países en desarrollo", dijo Hoesung Lee, presidente del IPCC.

Este informe muestra que una mejor gestión de la tierra puede contribuir a combatir el cambio climático, pero no es la única solución. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores es esencial para mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2° C, si no es de 1,5° C.

En 2015, los gobiernos respaldaron el objetivo del Acuerdo de París de fortalecer la respuesta global al cambio climático al mantener el aumento de la temperatura promedio mundial muy por debajo de 2º C por encima de los niveles preindustriales y continuar los esfuerzos para limitar el aumento a 1.5º C.

La tierra debe seguir siendo productiva para mantener la seguridad alimentaria a medida que aumenta la población y aumentan los impactos negativos del cambio climático en la vegetación. Esto significa que hay límites a la contribución de la tierra para abordar el cambio climático, por ejemplo a través del cultivo de cultivos energéticos y la forestación. También lleva tiempo para que los árboles y los suelos almacenen carbono de manera efectiva.

La bioenergía debe gestionarse cuidadosamente para evitar riesgos para la seguridad alimentaria, la biodiversidad y la degradación de la tierra. Los resultados deseables dependerán de políticas y sistemas de gobernanza localmente apropiados.

La tierra es un recurso crítico

La tierra y Cambio Climático considera que el mundo está mejor ubicado para enfrentar el cambio climático cuando hay un enfoque general en la sostenibilidad.

"La tierra juega un papel importante en el sistema climático", dijo Jim Skea, copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC.

“La agricultura, la silvicultura y otros tipos de uso de la tierra representan el 23% de las emisiones humanas de gases de efecto invernadero. Al mismo tiempo, los procesos naturales de la tierra absorben dióxido de carbono equivalente a casi un tercio de las emisiones de dióxido de carbono de los combustibles fósiles y la industria", dijo.

El informe muestra cómo la gestión sostenible de los recursos de la tierra puede ayudar a abordar el cambio climático, dijo Hans-Otto Pörtner, copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC.

"La tierra ya en uso podría alimentar al mundo en un clima cambiante y proporcionar biomasa para energía renovable, pero se requiere una acción temprana y de gran alcance en varias áreas", dijo. "También para la conservación y restauración de ecosistemas y biodiversidad".

Desertificación y degradación de la tierra.

Cuando la tierra se degrada, se vuelve menos productiva, restringiendo lo que se puede cultivar y reduciendo la capacidad del suelo para absorber carbono. Esto exacerba el cambio climático, mientras que el cambio climático a su vez exacerba la degradación de la tierra de muchas maneras diferentes.

"Las elecciones que hacemos sobre la gestión sostenible de la tierra pueden ayudar a reducir y, en algunos casos, a revertir estos impactos adversos", dijo Kiyoto Tanabe, co-presidente del Grupo de trabajo sobre inventarios nacionales de gases de efecto invernadero.

“En un futuro con lluvias más intensas, aumenta el riesgo de erosión del suelo en las tierras de cultivo, y el manejo sostenible de la tierra es una forma de proteger a las comunidades de los impactos perjudiciales de esta erosión del suelo y deslizamientos de tierra. Sin embargo, hay límites para lo que se puede hacer, por lo que en otros casos la degradación podría ser irreversible ", dijo.

Aproximadamente 500 millones de personas viven en áreas que experimentan la desertificación. Las tierras secas y las áreas que experimentan la desertificación también son más vulnerables al cambio climático y los eventos extremos, como la sequía, las olas de calor y las tormentas de polvo, con una población mundial cada vez mayor que ejerce más presión.

El informe establece opciones para abordar la degradación de la tierra y prevenir o adaptarse a un mayor cambio climático. También examina los posibles impactos de diferentes niveles de calentamiento global.

"El nuevo conocimiento muestra un aumento en los riesgos de la escasez de agua en las tierras secas, daños por incendios, degradación del permafrost e inestabilidad del sistema alimentario, incluso para el calentamiento global de alrededor de 1,5 ° C", dijo Valérie Masson-Delmotte, copresidenta del Grupo de trabajo I. del IPCC.


"Se identifican riesgos muy altos relacionados con la degradación del permafrost y la inestabilidad del sistema alimentario a 2° C del calentamiento global", dijo.

Seguridad Alimentaria

La acción coordinada para abordar el cambio climático puede mejorar simultáneamente la tierra, la seguridad alimentaria y la nutrición, y ayudar a acabar con el hambre. El informe destaca que el cambio climático está afectando los cuatro pilares de la seguridad alimentaria: disponibilidad (rendimiento y producción), acceso (precios y capacidad para obtener alimentos), utilización (nutrición y cocina) y estabilidad (interrupciones en la disponibilidad).

"La seguridad alimentaria se verá cada vez más afectada por el cambio climático futuro a través de la disminución del rendimiento, especialmente en los trópicos, el aumento de los precios, la reducción de la calidad de los nutrientes y las interrupciones de la cadena de suministro", dijo Priyadarshi Shukla, co-presidente del Grupo de trabajo III del IPCC.

"Veremos diferentes efectos en diferentes países, pero habrá impactos más drásticos en los países de bajos ingresos en África, Asia, América Latina y el Caribe", dijo.

El informe registra que aproximadamente un tercio de los alimentos producidos se pierden o desperdician. Las causas de pérdida y desperdicio de alimentos difieren sustancialmente entre los países desarrollados y en desarrollo, así como entre las regiones. Reducir esta pérdida y desperdicio reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero y mejoraría la seguridad alimentaria.

"Algunas opciones dietéticas requieren más tierra y agua, y causan más emisiones de gases que atrapan el calor que otras", dijo Debra Roberts, copresidenta del Grupo de trabajo II del IPCC.

"Las dietas equilibradas con alimentos de origen vegetal, como cereales secundarios, legumbres, frutas y verduras, y alimentos de origen animal producidos de manera sostenible en sistemas con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, presentan grandes oportunidades para adaptarse y limitar el cambio climático", dijo.

El informe encuentra que hay formas de gestionar los riesgos y reducir las vulnerabilidades en la tierra y el sistema alimentario.

La gestión de riesgos puede mejorar la resiliencia de las comunidades ante eventos extremos, lo que tiene un impacto en los sistemas alimentarios. Esto puede ser el resultado de cambios en la dieta o garantizar una variedad de cultivos para evitar una mayor degradación de la tierra y aumentar la resiliencia a climas extremos o variables.

Reducir las desigualdades, mejorar los ingresos y garantizar el acceso equitativo a los alimentos para que algunas regiones (donde la tierra no puede proporcionar alimentos adecuados) no estén en desventaja, son otras formas de adaptarse a los efectos negativos del cambio climático. También hay métodos para gestionar y compartir riesgos, algunos de los cuales ya están disponibles, como los sistemas de alerta temprana.

Un enfoque general en la sostenibilidad junto con la acción temprana ofrece las mejores oportunidades para enfrentar el cambio climático. Esto implicaría un bajo crecimiento de la población y una reducción de las desigualdades, una mejor nutrición y un menor desperdicio de alimentos.

Esto podría permitir un sistema alimentario más resistente y hacer que haya más tierra disponible para la bioenergía, al tiempo que protege los bosques y los ecosistemas naturales. Sin embargo, sin una acción temprana en estas áreas, se requeriría más tierra para la bioenergía, lo que llevaría a decisiones desafiantes sobre el uso futuro de la tierra y la seguridad alimentaria.

"Las políticas que apoyan la gestión sostenible de la tierra, aseguran el suministro de alimentos para las poblaciones vulnerables y mantienen el carbono en el suelo al tiempo que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero son importantes", dijo Eduardo Calvo, co-presidente del Grupo de trabajo sobre inventarios nacionales de gases de efecto invernadero.

Respuestas a la tierra y al cambio climático

Las políticas que están fuera de los ámbitos de la tierra y la energía, como el transporte y el medio ambiente, también pueden hacer una diferencia crítica para abordar el cambio climático. Actuar temprano es más rentable ya que evita pérdidas.

“Hay cosas que ya estamos haciendo. Estamos utilizando tecnologías y buenas prácticas, pero es necesario ampliarlas y utilizarlas en otros lugares adecuados en los que no se están utilizando ahora", dijo Panmao Zhai, Copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC.

“Existe un potencial real aquí mediante un uso más sostenible de la tierra, reduciendo el consumo excesivo y el desperdicio de alimentos, eliminando la tala y la quema de bosques, evitando la sobreexplotación de leña y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, ayudando así a abordar el cambio climático relacionado con la tierra problemas", dijo.

Sobre el informe

El nombre completo del informe es Tierra y Cambio climático, un informe especial del IPCC sobre cambio climático, desertificación, degradación de la tierra, gestión sostenible de la tierra, seguridad alimentaria y flujos de gases de efecto invernadero en los ecosistemas terrestres.

Es uno de los tres informes especiales que el IPCC está preparando durante el ciclo actual del Sexto Informe de Evaluación.

El informe fue preparado bajo el liderazgo científico de los tres Grupos de Trabajo del IPCC en cooperación con el Grupo de Trabajo sobre Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero y con el apoyo de la Unidad de Apoyo Técnico del Grupo de Trabajo III.

Para mas información contacte:

Oficina de prensa del IPCC, correo electrónico: ipcc-media@wmo.int

Werani Zabula, + 41 22 730 8120, Nina Peeva, + 41 22 730 8142

Unidad de apoyo técnico del Grupo de trabajo III del IPCC:

Sigourney Luz, +44 20 7594 7377

Notas para editores

Informe especial sobre cambio climático y tierra

El cambio climático y la tierra es el segundo de una serie de informes especiales que se producirán en el sexto ciclo de evaluación del IPCC. El informe fue preparado bajo el liderazgo científico conjunto de los tres

El cambio climático y la tierra es el segundo de una serie de informes especiales que se producirán en el sexto ciclo de evaluación del IPCC. El informe fue preparado bajo el liderazgo científico conjunto de los tres Grupos de Trabajo del IPCC en cooperación con el Grupo de Trabajo sobre Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero, con el apoyo de la Unidad de Apoyo Técnico del Grupo de Trabajo III.

El Resumen para responsables de políticas del Informe especial sobre el cambio climático y la tierra (SRCCL) está disponible en https://ipcc.ch/report/srccl. Una hoja de datos y declaraciones de titulares están disponibles en www.ipcc.ch.

Estadísticas clave del Informe Especial sobre Cambio Climático y Tierra

El informe fue preparado por 107 expertos de 52 países que actuaron como:
  • 15 autores principales coordinadores
  • 71 autores principales
  • 21 editores de revisión
Este es el primer informe del IPCC en el que la mayoría de los autores (53%) son de países en desarrollo.

Las mujeres representan el 40% de los autores principales coordinadores.

El equipo de autores recurrió a las contribuciones de 96 autores contribuyentes; incluyó más de 7.000 referencias citadas en el informe; y consideró un total de 28.275 comentarios de expertos y de revisión del gobierno (Borrador de primer orden 10.401; Borrador de segunda orden 14.831; Borrador final del gobierno: 3.043).

¿Qué es el IPCC?

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) es el organismo de la ONU para evaluar la ciencia relacionada con el cambio climático. Fue establecido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en 1988 para proporcionar a los formuladores de políticas evaluaciones científicas periódicas sobre el cambio climático, sus implicaciones y posibles riesgos futuros, así como para proponer la adaptación y la mitigación estrategias. En el mismo año, la Asamblea General de la ONU aprobó la acción de la OMM y el PNUMA para establecer conjuntamente el IPCC. Cuenta con 195 estados miembros.

Las evaluaciones del IPCC brindan a los gobiernos, a todos los niveles, información científica que pueden utilizar para desarrollar políticas climáticas. Las evaluaciones del IPCC son un aporte clave en las negociaciones internacionales para abordar el cambio climático. Los informes del IPCC se redactan y revisan en varias etapas, lo que garantiza la objetividad y la transparencia.

El IPCC evalúa los miles de artículos científicos publicados cada año para informar a los responsables de la formulación de políticas qué sabemos y qué no sabemos sobre los riesgos relacionados con el cambio climático. El IPCC identifica dónde hay acuerdo en la comunidad científica, dónde hay diferencias de opinión y dónde se necesita más investigación. No realiza su propia investigación.

Para producir sus informes, el IPCC moviliza a cientos de científicos. Estos científicos y funcionarios provienen de diversos orígenes. Solo una docena de personal permanente trabaja en la Secretaría del IPCC.

El IPCC tiene tres grupos de trabajo: el Grupo de trabajo I, que se ocupa de las bases de la ciencia física del cambio climático; Grupo de trabajo II, que trata los impactos, la adaptación y la vulnerabilidad; y el Grupo de trabajo III, que se ocupa de la mitigación del cambio climático. También tiene un Grupo de trabajo sobre inventarios nacionales de gases de efecto invernadero que desarrolla metodologías para estimar las emisiones y absorciones.

Los informes de evaluación del IPCC consisten en contribuciones de cada uno de los tres grupos de trabajo y un informe de síntesis. Los informes especiales llevan a cabo una evaluación de los problemas interdisciplinarios que abarcan más de un grupo de trabajo y son más cortos y centrados que las evaluaciones principales.

Sexto ciclo de evaluación

En su 41° período de sesiones en febrero de 2015, el IPCC decidió producir un sexto informe de evaluación (AR6). En su 42º período de sesiones, en octubre de 2015, eligió una nueva Mesa que supervisaría el trabajo sobre este informe y los informes especiales que se producirán en el ciclo de evaluación. En su 43° período de sesiones, en abril de 2016, decidió producir tres informes especiales, un informe de metodología y AR6.

El IPCC decidió en su 43a sesión en Nairobi, Kenia (11-13 de abril de 2016) preparar el informe después de que se pidiera a los Estados miembros y a las organizaciones observadoras que presentaran opiniones sobre posibles temas para los informes especiales durante el actual ciclo del sexto informe de evaluación. Se consideraron nueve grupos sobre diferentes temas, incluyendo tierra, ciudades y océanos. El Informe Especial sobre Tierra y Cambio Climático representa el segundo grupo más grande y cubre 7 propuestas de los Estados miembros y organizaciones observadoras relacionadas con la tierra.

El año pasado, el IPCC publicó el Informe especial sobre el calentamiento global de 1.5° C, que analizó el calentamiento global de 1.5° C por encima de los niveles preindustriales y las vías de emisión de gases de efecto invernadero relacionadas en el contexto del fortalecimiento de la respuesta global a la amenaza del clima cambio. En septiembre de 2019, el IPCC publicará el Informe especial sobre el océano y la criosfera en un clima cambiante.

En mayo de 2019, entregó un Informe Metodológico, el Refinamiento de 2019 a las Directrices del IPCC de 2006 para los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero. El Refinamiento de 2019 proporciona una base científica actualizada para apoyar la preparación de inventarios nacionales de gases de efecto invernadero. Más de 280 científicos y expertos trabajaron en el Refinamiento de 2019 para producir muchos cambios en la orientación general, así como en metodologías para cuatro sectores: energía; procesos industriales y uso de productos; agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra; y desperdicio.

El Informe de síntesis de AR6 se finalizará en la primera mitad de 2022, luego de las tres contribuciones del grupo de trabajo a AR6 en 2021.

El IPCC preparará un informe especial sobre el cambio climático y las ciudades en el próximo ciclo de evaluación. Todos los informes en el ciclo actual incluyen una integración más fuerte de la evaluación sobre los impactos del cambio climático en las ciudades y sus oportunidades únicas de adaptación y mitigación.

Para obtener más información, incluidos enlaces a los informes del IPCC, visite: www.ipcc.ch
- Fuente Original: UNFCCC | Traducido: @vigilantecosta -

sábado, 3 de agosto de 2019

Playa de Chanco: Registro, Seguimiento y Cambio Climático

Marejadas constantes de últimos años evidencian un impacto y erosión en distintos puntos del litoral. Maule no es la excepción. Las emblemáticas dunas de la playa del Monolito de la bella comuna de Chanco se han visto muy afectadas.


Conceptos como cambio climático, o calentamiento global, comienzan a quedar obsoletos dando paso a otros más preocupantes, cuando ya comenzamos a hablar de una crisis climática, o de una emergencia ambiental-ecológica, sin precedentes. Un dato señala que el mes de Julio, de este año, fue el mes caluroso jamás registrado en el hemisferio norte, cobrando numerosas víctimas en países del norte de Europa. También, se contemplas como víctimas de las intensas olas de calor del verano europeo los miles de pollos muertos en una granja del Reino Unido por las altas temperaturas históricas que han llegado casi a los 40°C.

PLAYA MONOLITO Y DUNAS DE CHANCO
Una evidencia clara en nuestra zona es el sector de la playa Monolito de la comuna de Chanco, en el sector sur costero de la región del Maule. Basado en nuestros registros, se puede apreciar un claro retroceso del sector de sustrato arenoso, del cordón dunario y de la playa solanera, ante un evidente avance del oleaje, que en los últimos años ha sido sostenido y en aumento.

En imagen aerea de Mayo de 2016 se puede apreciar el cordón dunario establecido y las dunas perfectamente cimentadas. Las pasarelas nos ayudan, a su vez, a dimensionar las distancias desde la columna dunaria hasta el borde del agua oceánica.

| Playa Monolito. Comuna de Chanco - 2016 - © Foto: @vigilantecosta |

En Junio de 2017, en el mismo sector, vemos como el impacto de la fuerza oceánica que, literalmente, ha "diseccionado" quirúrgicamente la franja de dunas (las que, dicho sea de paso, cumplen un rol fundamental (al igual que ecosistemas de roca) para la contención de altas marejadas). En la imagen se observa, junto a la destrucción de la pasarela pública, la fractura de las dunas, como también, el avance del mar y la reducción del sector de playa (usar pasarela como referencia).

| Playa Monolito. Comuna de Chanco - 2017 - © Foto: @vigilantecosta |

Por último, a principio de agosto del presente (2019), hicimos nuestro último registro que comprueba el permanente avance del oleaje con una disminución significativa del espacio de playa y un cordón de dunas que se sigue erosionando, demostrando el fuerte y creciente impacto de las olas. En el lugar, se observa, como el municipio local ha debido rediseñar la pasarela peatonal y adaptarse a las nuevas condiciones del lugar. 

| Playa Monolito, Comuna de Chanco - 2019 - © Foto: @vigilantecosta |

Como conclusión, se observa un avance evidente del oleaje e impacto a la infraestructura natural existente en el lugar. Esperamos poder contribuir con estrategias o proyectos orientados a la preservación, mitigación y altura de los sistemas dunares existentes. Es imperios poder desarrollar estudio o trabajos de apoyo técnico para poder analizar el comportamiento y condiciones naturales a las que se enfrenta la característica playa chanquina.

IMAGENES EN FORMATO GRANDE

viernes, 2 de agosto de 2019

El que Calla Otorga: ¿Ser o no ser una Zona de Sacrificio?

#reporte @vigilantecosta
A fines de Julio se llevó a cabo, en el tradicional Colegio cauquenino de la Inmaculada Concepción, un Conversatorio ampliado abierto a la ciudadanía. La invitación, la convocatoria, el llamado, se recoge desde la Gobernación provincial abarcando, desde nuestra óptica, a toda la provincia cauquenina del Maule Sur (Cauquenes, Chanco y Pelluhue).

Partimos temprano desde la costa pelluhuana y comenzaba a caer la lluvia cuando entramos al magnífico auditorio del Colegio católico en pleno centro de la capital provincial.
El Gobernador de Cauquenes, Francisco Ruiz, recalcó que su administración siempre iba a tener una política permanente de puertas abiertas, para poder conversar y enfrentar todas las problemáticas que se han ido originando en la provincia, de la mejor manera posible.  
Don Eduardo Cancino, presidente de la junta de vecinos del sector de Name, hablaba de la importancia del "derecho a permanecer" y, agradeciendo la invitación desde la gobernación, hizo hincapié que esta reunión se venía pidiendo desde hace tiempo, transformándose esta oportunidad en todo un hito de un proceso de participación y movilizaciones locales ante proyectos de alta intensidad en distintas parte de la comuna y el territorio. De inmediato viene a la memoria un artículo reciente sobre el derechos de los ríos y la naturaleza como estrategia de defensa. "Queremos que Cauquenes funcione, que no se pierda". El Dirigente de Name, Señor Cancino, agradeció la asistencia de los parlamentarios Ximena Rincón, Jaime Naranjo, Alvaro Elizalde, Rolando Rentería, Alexis Sepulveda y a los Directores de distintos servicios y entidades públicas, manifestando la importancia de su presencia. Se lamentó ausencia del Alcalde de Cauquenes, Juan Carlos Muñoz, calificando asistentes al evento como "una vergüenza" y una "falta de respeto, ni siquiera enviar a alguien en representación del Alcalde, el dueño de casa, o excusarse". Política de fuste. 
Eduardo Cancino, Dirigente Sector de Name - Senadora Ximena Rincon
En lo personal, sin saber cuáles fueron las razones de la ausencia del edil local, es muy contradictorio que un líder electo por su comunidad se niegue, o sea indiferente a participar de instancias tan únicas, relevantes y enriquecedoras como ésta, donde precisamente, podemos conocer cuales son las realidades desde una perspectiva local, humana y demostrar que las opiniones de la comunidad son importantes y muy acertadas. Un error restarse y un acto de muy mala educación su indiferencia y descortesía. "Lo cortés no quita lo valiente", decía mi abuela Cauquenina. 

En otro plano, un aspecto interesante de mencionar, como una de las características singulares que las Ciénagas del Name poseen, son sus reservorios de agua y cómo funciona una suerte de microclima por la particularidad del terreno. Las viñas centenarias existentes no se riegan, no necesitan "agua extra" porque ese microclima permite que estas se alimenten de manera natural. Su antítesis, las grandes compañías viñateras, tienen un alto consumo de agua y un importante uso de agroquímicos. 

Huertas a Deo, emprendimiento agroecológico que se enfoca en la economía a escala local en la comuna de Pelluhue y enseña como mejorar procesos de gestión basado en manejo orgánico de plagas y mejoramiento de sustratos, comentaron acerca de su experiencia y trabajo con productores locales, lo que ha permitido generar una red de comercio local y nuevos ingresos importante. Raimundo Labbé, mencionó la importancia del rescate cultural de la agricultura campesina, aún viva en nuestra zona; como así también, que es imposible hacer competir a los pequeños productores con la agroindustria o tratar a los pequeños como industriales siendo, en sus palabras, un verdadero contrasentido, además de producirse un excesivo consumo de recursos extras que se podrían economizar.  

PROBLEMÁTICAS Y TEMORES
Varios temas rondaron las presentaciones y el debate. Desde el impacto que ya está teniendo la empresa COEXCA y su Mega Plantel de Cerdos, ubicado en el límite de las comunas de San Javier y Cauquenes, cuyo consumo de agua, en una zona de secano y de franca escasez hídrica, según proyecto se estima cercano a los 5 millones de litros de agua por día y contempla cerca de 70 hectáreas para el acopio de la caca (purines) de los animales. Es un hecho, que distintas personas han tenido que comenzar a emigrar, vendido propiedades y otros que comienzan a convivir con olores, moscas y ratas, previamente advertidos. Niños que en sus escuelas, por el fuerte olor, se les hace difícil estudiar y concentrarse. Sorprendente, fue la mención de la Senadora Ximena Rincón, de que empresa no dispone de los permisos sectoriales (Oficio Nº 3.942/INC/2019Valparaíso, 2 de julio de 2019 / Oficio Nº 3.893/INC/2019Valparaíso, 17 de junio de 2019) y ha incumplido inversiones que, a estas alturas de las faenas del proyecto, ya debieran haberse realizado. 

Se mencionó, frecuentemente, al modelo forestal y sus procesos altamente intensivos y contaminantes y el impacto que ha tenido en los territorios en las últimas décadas. De la mano, se mencionaron estrategias de recuperación y restauración agroecológica con nuevas técnicas y procesos que permitan una forestación integral.

Un tema que rondó el debate fueron los cerdos y sus toneladas de mierda, pero también, lo fue lo relacionado con un proyecto cárnico de aves (Pollos Broiler) de la empresa Agrosuper que, con una estrategia conocida del buen vecino-trabajemos juntos, se abre paso, sigiloso, apropiándose del territorio y que, según informaciones preliminares, contempla cerca de 4 mil hectáreas en las comunas de Cauquenes y Parral; 1.500 pabellones de 40 mil pollos (Broiler) cada uno. Solo la Planta Faenadora, ubicada en Parral, contemplaría dimensiones cercanas a las 100 hectáreas, según comentaron los ponentes. 

Otro temor que se ha instalado, y del que sabemos desde hace tiempo, es el intento salmonero de instalarse en la costa de Ñuble y Maule, con proyectos en mar abierto (offshore) y que sumando a Agrosuper, Coexca y la industria Forestal y de Celulosa. Entonces, ¿podríamos hablar de una nueva zona industrial o una nueva zona de sacrificio? ¿Podemos evitarlo? ¿Es mi deber, es el tuyo?

En la reunión se manifestó la urgente necesidad de que "todos tenemos que hacer algo y comprometernos" en vez de "sentarnos a ver pasar el cadáver de tu "vecino" ", haciendo alusión adaptada al refrán popular. 

En la reunión, se emplazó a la Seremi de Salud, al Ministerio de Medio Ambiente y a las autoridades sectoriales a responsabilizarse por la incompatibilidad del plantel de cerdos de la empresa Coexca, su nivel de faenas, avances y funcionamiento y el que aún no posee los permisos plenos para su operación. Es decir, que la planta de cientos de miles de cerdos no dispone de todos lo permisos para funcionar. Entonces, la duda que surge es, cómo y por qué opera. Quién lo permite y/o fiscaliza. Donde queda el rol de la autoridad si una empresa determina cómo operar y, además, lo hace de manera irregular. 

"Defendamos el agua; defendamos la Naturaleza" fue uno de los llamados que recogió aplausos. "Capitales extranjeros reciben subsidios, se llevan producción, utilidades y pagan pocos impuestos", fue otros de los comentarios de la audiencia. Una vecina instó a que el ministerio de agricultura debiera ser parte de estas reuniones y procesos llamando la atención por su ausencia.

"MAULE VA A ALIMENTAR AL MUNDO; NOS VAN A LLENAR DE CACA"

Uno de los eslogan que se ha comenzado a distribuir es que la región del "Maule va a alimentar al mundo". Lo primero que pienso es, cuánto defeca un pollo y, haciendo un calculo al ojo, al mes un pollo evacúa 6 kilos de gallinaza (caca de pollo), multiplicado por 40 mil pollos, por 1500 pabellones. Después pienso, sin ser extremista, en las condiciones de esos animales (aplica a aves y cerdos) con las alzas de temperatura actuales, sus condiciones de vida, su hacinamiento y, por cierto cuánta agua consumen, para quien es el producto y la utilidad final. De hecho, recientemente, en el Reino Unido, miles de pollos se murieron por las olas de calor sin precedentes que ha azotado a Europa y Asia. Sería bueno conocer que sucede cuando se les mueren los pollos y prepararnos desde ya para un siguiente verano extremo en altas temperaturas.

Lo que me queda claro, en este corto tiempo en que hemos ido entendiendo envergadura de las amenazas, es que hay organizaciones de base, comunitarias que se ven exigidos, obligados a comunicarse y exponer situaciones que son alarmantes. "El que calla otorga", reza el dicho, pero, aquí la comunidad no descansa y tampoco pretende callarse. 

Desde esa política de puertas abiertas, el gobernador provincial, señaló, cruda y francamente, la inexistencia de estudios hidrogeológicos o catastro de pozos profundos convirtiéndose en una tarea pendiente en un escenario en que los residentes sienten miedo de no tener el vital elemento ante la gran demanda de consumo por mega empresas de este tipo que logran acceso a profundidades mucho mayores.

El Seremi de Medio Ambiente del Maule, Pablo Sepúlveda, comentó que la mejor manera de proteger es creando instrumentos de gestión participativa desde los planes de desarrollo comunal (Pladeco) donde existan herramientas para evitar la instalación de mega planteles como los que se han comentado (cerdos ya existente; aves, en proyecto).

Personalmente, me resulta impresentable que empresa de cerdos (COEXCA) no tenga todos los permisos sectoriales para su operación y que la planta esté funcionando desde hace ya un buen tiempo. Independiente, de las buenas acciones en la gestión de la Senadora, ¿cómo es posible que una empresa de esa envergadura actúe irregular o ilícitamente, obviando y discriminando desde un principio a quienes viven en el lugar?

Es emocionante cuando las autoridades saltan en sus asientos acusando indiferencia en el pasado, pero, que redimidos de pronto por un acto de conciencia súbito, vuelven a la lucha cuando ciudadanía les demanda, pero, con sus discursos mecánicos, un tanto vacíos, se les siente muy distantes. Que ganas de que jamás hubiera existido esa indiferencia manifiesta, por el Señor Naranjo, que finalmente confunde cuando autoridades llamadas a la representación de los intereses ciudadanos por intermedio de las leyes y la fiscalización, proponen a la audiencia, a los vecinos, a las organizaciones de base, a los particulares, ser los que deben organizarse y sumar voces para defenderse y guiar el proceso para evitar la imposición... Pero, momento. Y, ¿entonces, para qué están las autoridades y nuestros representantes?.

Hoy, sorprendido, veo como los parlamentarios llaman a que la comunidad sea la que resuelva, se organice, los dirija y defienda frente a los procesos que ellos mismos han permitido instalar por intermedio de leyes, lobbies u operaciones políticas muy ligadas a procesos de corrupción. Y, ahora, resulta que son los ciudadanos/as, los que deben empoderarse de manera obligada, para defender su tierra de una invasión de caca y una aspiradora monumental de agua que los mismos parlamentarios han permitido. Una paradoja, es poco. Creo que existe un problema de enfoque. Si bien soy el primero en manifestar mi disconformidad respecto de políticas públicas ineficientes y el legitimo derecho a disentir y manifestarme, creo que el rol de las autoridades debe ser pensando en quienes representa. No en intereses o inversiones externas, ni escapar de los deberes que el cargo tiene. Más aún, cuando las responsabilidades de funcionarios de gobierno que aprueban inversiones que afectan comunidad y medio ambiente no se contemplan o se aplican, relativizando su importancia o impacto en el futuro.

La gente está cansada, decepcionada. No obstante, y a pesar de todo, enfrentar la lucha como una obligación, como un deber, ya es una victoria e, inevitablemente, comunidad y organizaciones locales sumaremos para poder incidir en una visión integral y compartida de nuestro territorio. Las decisiones del futuro no pueden recaer en algunos que, fugazmente, puedan ser beneficiados. De cada uno y cada una de nosotros surge la opción de decidir si queremos ser, o no ser, una Zona de Sacrificio.
| Nota - Opinión - Rodrigo de la O - Director - Vigilante Costero ONG |

jueves, 1 de agosto de 2019

Misionero para la Costa Central Salvaje de Chile | Rodrigo de la O, Maule Itata Coastkeeper -Vigilante Costero | Waterkeeper Chile

Ataúdes de gran tamaño, manifestaciones masivas, grandes victorias.

“Siempre me encantó la belleza de este lugar. Siempre he pensado que este era un buen lugar para vivir, tener hijos y criar una familia ".
Foto: 
Por Rocío Muñoz.
Fotografías de © Tamara Merino, cortesía de Culture Trip.

A las 3:34 a.m. del 27 de febrero de 2010, un terremoto de magnitud 8.8 sacudió a Chile. El terremoto fue tan poderoso que, según la NASA, cambió el eje de la Tierra y acortó el día en más de un microsegundo. Posteriormente, los sensores del Sistema de Posicionamiento Global en Chile y los países vecinos registraron cambios sutiles en las ubicaciones de las ciudades, incluidos Concepción, Chile y Buenos Aires. El tsunami que siguió, golpeó la costa chilena con olas de hasta 50 pies. El terremoto y el tsunami mataron a 500 personas y dañaron cerca de 400 mil hogares.

Golpeó el corazón del territorio del Maule Itata Coastkeeper, Rodrigo de la O, y una de las miles de casas destruidas fue la de su abuela, que había visitado todos los veranos desde que era niño. Afortunadamente, ella estaba ilesa.

Rodrigo estaba fuera del país cuando ocurrió el terremoto, pero en tres días había regresado en un vuelo que el gobierno colombiano había alquilado, lleno de chilenos que regresaban al país. No podían aterrizar en el aeropuerto comercial, por lo que aterrizaron a traves de la pista de la base de la Fuerza Aérea chilena. Rodrigo había reunido donaciones de ayuda de fuentes privadas, incluidas tiendas de campaña, sacos de dormir y miles de sistemas de filtración de agua de carbón y cerámica. El gobierno había declarado la ley marcial; los soldados patrullaban las calles. Rodrigo y su equipo inicialmente trabajaron de la mano con el gobierno local; a los pocos días Rodrigo estaba ejecutando servicios de ayuda de emergencia fuera de su casa; entre otras cosas, enseñó a muchos vecinos y pescadores locales cómo ensamblar los sistemas de filtración.

En las semanas siguientes, Joshua Berry, director ambiental de una organización sin fines de lucro llamada "Save the Waves", trabajó junto a Rodrigo 18 horas al día. Los dos viajaron a lo largo de la costa y actuaron como facilitadores y traductores para un equipo de primeros auxilios médicos que habían volado desde California.

"Pasamos por una guerra juntos", dice Berry.

“La batalla se convirtió en un trabajo de tiempo completo para Rodrigo. Conoció a Joshua Berry de Save the Waves, quien, junto con miembros del grupo ambiental chileno Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA), le preguntó si conocía a alguien que quisiera ser un Waterkeeper. Rodrigo respondió: ‘¡Yo! Quiero ser un Waterkeeper. Aquí estoy' ".

Bomberos, paramédicos y un médico estacionaron sus Jeeps y montaron carpas en el patio de Rodrigo. Dos semanas después del terremoto, había siete tiendas de campaña en su patio y un pequeño pueblo de personas que entraban y salían de su casa para usar su baño y cocina.

"Fiel al dicho español, "mi casa es su casa, puedes venir en cualquier hora y pedir cualquier cosa", recuerda. "Él fue un importante pilar de apoyo. Abrió toda su vida para que pudiéramos entrar y establecer lo que era, esencialmente, esta operación militar. Y mantuvo la calma todo ese tiempo. Así es como es él. Siempre conoce el trabajo en cuestión y lo mantiene en funcionamiento ".

MISIONERO AMBIENTAL

Rodrigo es de voz suave y discreto, pero debajo de ese exterior tranquilo también se puede sentir el celo de un misionero por el medio ambiente y un compromiso incesante de difundir el evangelio del agua limpia en las comunas y sectores rurales a lo largo de su cuenca costera de 70 millas en el centro de Chile. Sergio Moncada, organizador de Waterkeeper Alliance para América Latina, dice que es un idealista que, silenciosamente, hace un trabajo de importancia crítica.

"Chile y el mundo tienen una necesidad crítica de más Rodrigos", dice Moncada.

El destino de hoy es una modesta cabaña que alberga la unión de pescadores en el pueblo de Cardonal, donde dirige un taller sobre el cuidado de la costa y el cercano río Chovellén. El vehículo con tracción en las cuatro ruedas de Rodrigo y las camisetas que son su uniforme están adornadas con lemas ambientales. La remera de hoy dice: "El carbón limpio es una sucia mentira".

En la reunión, unas 20 personas, casi todas mujeres, escuchan con entusiasmo. El grupo incluye a la Alcaldesa de la Comuna de Pelluhue, María de la Luz Reyes. Rodrigo comienza su presentación mostrando una foto de un grupo de personas lavando autos con detergente en el río Chovellén. Una mujer exclama: "¡Esa agua va directamente a los cultivos de ostras!" Otra foto muestra el daño causado por las retroexcavadoras que extraen ilegalmente arena y roca del río para su uso en la construcción. Las mandíbulas caen. Esto está a menos de una milla de distancia de sus hogares.

Rodrigo responde preguntas y reparte folletos explicando cómo presentar un informe de una violación ambiental con los entes reguladores gubernamentales y cómo comunicarse con él. Él termina su presentación con un bombazo. El gobierno local, informa, está considerando un proyecto de US$60 millones para construir un refugio para los barcos de pescadores artesanales en la cercana Curanipe, dinero público que él cree que sería mejor gastar en reponer las poblaciones de pesca.

Rodrigo quiere detener el proyecto planificado. Basado en su historia, él podría.
Arriba, Rodrigo en el río Mariscadero, donde tomó muestras de agua para detectar contaminantes aguas abajo de una planta de tratamiento de aguas residuales. 
DAVID VS. GOLIAT

La compañía eléctrica chilena AES Gener presentó planes en 2007 para construir una planta de energía a carbón de 750 MW por 1.300 millones de dólares a 20 millas al sur de la ciudad costera de Constitución en la región del Maule.

Originario de Santiago, la capital de Chile, donde trabajó como diseñador gráfico y en publicidad, Rodrigo y su esposa se mudaron a la región del Maule en 2004, atraídos por los recuerdos de los veranos en la casa de su abuela en el cercano Curanipe. Él y su esposa vinieron aquí con un camión de comida para vender sándwiches. Luego trabajó como pescador artesanal. Más tarde, estableció su propia oficina de diseño y publicidad.

"Siempre me encantó la belleza de este lugar", dice. "Pensé que este era un buen lugar para vivir, tener hijos y criar una familia".

Cuando se enteró de los planes para una planta de energía, su primer pensamiento fue: “He trabajado demasiado duro para construir una vida aquí. No iba a permitir que fuera destruido por este monstruoso proyecto ".

Comenzó a reunirse informalmente con otros residentes de la zona en grupos de unos ocho o diez. Recuerda que, en los primeros días, "la gente se sentía desesperada. Dijeron: "¿qué podemos hacer contra el poder de esta corporación tan gigante?". Dije: "No. Hay todo por hacer ".

En 2008 comenzó a mantener reuniones con otros activistas locales, quienes, como él, estaban indignados de que el proyecto hubiera avanzado sin la participación de las comunidades vecinas. Formaron un equipo para elaborar un plan de acción, y formaron una coalición de ciudadanos interesados, empresas y políticos locales y grupos laborales, y lo llamaron Acción Ciudadana Pro Maule Costero (Los Robles NO Web). Comenzaron un blog/web que relataba los éxitos y los reveses de los esfuerzos de base para combatir la planta; organizaron una marcha de 300 personas por las calles de Talca, la capital de la región, una caravana de 400 autos por las carreteras principales y una marcha de 1.000 personas por Constitución, la ciudad más grande de la zona. Reunieron 12.000 firmas en una petición para detener el proyecto.

El movimiento obtuvo el apoyo multipartidista de miembros clave de la legislatura nacional; los cuatro senadores y 10 representantes de la región del Maule acordaron interrogar a la comisión ambiental regional que había dado luz verde a Los Robles.

La pelea se convirtió en el trabajo de tiempo completo de Rodrigo. Conoció a Joshua Berry de Save the Waves, quien, junto con miembros del grupo ambientalista chileno Fiscalía del Medio Ambiente, preguntaron si conocía a alguien que quisiera ser Waterkeeper. Rodrigo respondió: "¡Yo! Quiero ser un Waterkeeper. Aquí estoy ". Y en 2009, se convirtió en el primer Waterkeeper en Chile.

A VECES TU GANAS

Rodrigo aportó todas sus habilidades como diseñador gráfico a la lucha contra la planta.

"Todos se juntaron y construyeron este enorme ataúd en la playa, un ataúd de 100 pies de largo (9 mts.), que representa la muerte de esta costa si se construye esta planta de energía", recuerda Berry. "Terminó siendo el destino de las personas para ir a las protestas".

Los activistas construyeron otro ataúd de utilería y adjuntaron un mensaje al presidente de Chile: "Presidenta: Usted Decide a quien Sepulta". Cuando un equipo de legisladores de siete miembros visitó el sitio propuesto, Acción Ciudadana los fotografió junto al ataúd.

El éxito del grupo continuó: en 2011, el gobierno publicó un informe que reveló irregularidades en el proceso de aprobación. En 2014, el grupo de Acción Ciudadana se unió a otros 30 grupos, incluidos defensores de los pueblos indígenas, los discapacitados, las mujeres y el medio ambiente, que convergieron en una marcha de 15.500 personas en las calles de Santiago. La Corporación Británica de Radiodifusión calificó la marcha como "un recordatorio de la influencia que los movimientos sociales han adquirido en el país en los últimos años y de su voluntad de escudriñar al gobierno".

El 26 de enero de 2015, el permiso que autoriza la construcción de Los Robles expiró, cancelando efectivamente el proyecto. El boletín #EndCoal, publicado por un consorcio internacional de grupos ambientalistas, escribió:

"En un acto simbólico, la Acción Ciudadana para la Defensa de la Costa del Maule, realizó una vigilia para celebrar la muerte de la planta de carbón de Los Robles, después de su épica lucha de más de siete años. Celebraron una gran hoguera alimentada por los escombros que quedaron del terremoto y tsunami masivo de 2010 cuyo epicentro se ubicó en Maule. Rodrigo de la O, coordinador del Maule Itata Coastkeeper y miembro de la Waterkeeper Alliance, dijo: "Para nosotros, es un día especial, difícil de creer, pero sin duda un día de importancia histórica. La comunidad estaba organizada, fue activa y enfática en definir su propio camino de desarrollo. Nuestra victoria se debe a la importancia de una sociedad más empoderada que exige más espacio para abogar por sus propios intereses y por la preservación de nuestro patrimonio natural para las generaciones futuras".

“Rodrigo mira el horizonte del Océano Pacífico, respira profundamente y dice que en 10 años, le gustaría que Pelluhue fuera un destino turístico sostenible, un área protegida marina y una reserva de surf de clase mundial. "Tal vez soy un tonto, pero continuaré en esto".

"Siempre supimos que era una pelea a largo plazo", dice Rodrigo ahora, David contra Goliat, que ganaríamos al negarnos a rendirnos y desgastar a la oposición, y así es como fue".

GRANJAS DE SALMON, LA NUEVA AMENAZA

La próxima pelea de Rodrigo: el cultivo de salmón industrial.

Maule se encuentra a 500 millas del eje de la industria del salmón a lo largo de la costa sur del país, y Rodrigo y sus aliados nunca imaginaron que ellos también estarían en la mira del poderoso lobby de la industria. Pero, a fines de 2015, se enteraron de que la compañía Inversiones Pelicano S. A. había presentado declaraciones de impacto ambiental para un proyecto de acuicultura de salmón propuesto por US$28.6 millones que consta de 11 sitios a lo largo de un singular y pintoresco tramo de 30 millas de la costa del Maule entre las comunas de Cobquecura, Trehuaco y Coelemu, un área famosa por el surf y el ecoturismo, y hogar de leones marinos y muchas otras especies autóctonas, como el delfín chileno (tonina) y las ballenas Sei de más de 60 pies de largo.

La próxima pelea de Rodrigo: el cultivo de salmón industrial.

Ocho de esos proyectos se construirían a una milla de la costa de Cobquecura y producirían anualmente más de 3.000 toneladas de salmón. Los 11 sitios cubrirían aproximadamente 454 acres de agua e incluirían jaulas de hasta 200 pies de profundidad.

La noticia de la inminente llegada de Inversiones Pelicano alarmó a Rodrigo y a muchos de los lugareños por una buena razón. Los salmones no son autóctonos de Sudamérica, y hace 25 años, Chile no tenía una industria del salmón de la que hablar.

A medida que creció la cría de esta especie, trajo consigo una serie de efectos perjudiciales para las comunidades costeras del sur. Con decenas de millones de salmones confinados en corrales sobrepoblados, su exceso de comida y heces cayendo al fondo del mar, y docenas de plantas procesadoras que arrojan entrañas de salmón directamente al océano, era solo cuestión de tiempo antes de que ocurriera el desastre. Pronto se formaron zonas muertas en las aguas alrededor de los corrales. Y el uso excesivo de antibióticos por parte de la industria, no para tratar enfermedades sino para prevenirlas, aumentó el riesgo de que las bacterias resistentes a los antibióticos infecten a las comunidades locales y a los consumidores de salmón.

Con la esperanza de evitar el destino de las comunidades en el sur de Chile, y como lo hizo con la planta de carbón, Rodrigo fue uno de los líderes en la construcción de una coalición de organizaciones ambientales, grupos de base y residentes locales, grupo ciudadano llamado "Todos Somos Cobquecura" para detener las granjas de salmón.

"Comenzamos una campaña ambiciosa para que el público en general llegue a comprender y valorar lo que tenemos", dice, "entendiendo las amenazas, los riesgos, los impactos, los posibles efectos del cambio climático".

El grupo logró detener las operaciones propuestas por Inversiones Pelicano, pero la amenaza sigue en pie.

"Las compañías noruegas dicen: "Vamos a plantar granjas de salmón en Chile porque las leyes son convenientes, permisivas" ", dice Rodrigo. "Pero no puede haber inversiones privadas de tal magnitud por parte de intereses privados que representen tales peligros para los bienes públicos".

SIENDO UN VIGILANTE COSTERO (COASTKEEPER)

No se permiten vehículos en las playas chilenas, pero los políticos locales detestan hacer enemigos de los pescadores, que conducen dentro y fuera de la playa en grandes camionetas. Rodrigo los mira con una mirada en los ojos que dice que está listo para comenzar su próxima batalla.

En 20 años, el área ha cambiado dramáticamente. Antes solo había un camino de tierra que conectaba Curanipe con la ciudad más cercana. Su abuela era originaria de Cauquenes, que está a unos 45 kilometros de distancia. Cuando Rodrigo era un niño, tardaba dos días en llegar desde Santiago.

“Era una aventura. Solo había un teléfono en toda la ciudad. Ahora la población ha aumentado, y hace un mes se abrió un banco. Nunca hubiera pensado en tal cosa".

Sentado en las rocas costeras, confiesa que no siempre se siente cómodo con el nombre de "Guardacostas" o "Vigilante Costero" porque suena como si fuera el trabajo de una sola persona.

"Los Waterkeepers (Vigilantes Costeros) también son los vecinos, las organizaciones, los pescadores", dice. “Toda la comunidad tiene que ser la protagonista. Tiene que haber un verdadero empoderamiento".

Mientras piensa en las ciudades industriales cercanas que visitó como parte de un equipo de Waterkeeper, donde la contaminación es generalizada, le preocupa que la contaminación industrial y la contaminación química agrícola se vuelvan tan comunes que la gente las ignore. “Me consterna pensar que mis hijos pueden estar expuestos a beber o respirar metales pesados. No es posible que los niños se sacrifiquen por las ganancias de los demás ".

Rodrigo mira el horizonte del Océano Pacífico, respira profundamente y dice que en 10 años le gustaría que Pelluhue sea un destino turístico sostenible, un área protegida marina y una reserva de surf de clase mundial.

"Tal vez soy un tonto", dice. "Pero continuaré en esto".

Rocío Muñoz es periodista y vive en Santiago, Chile. Ella escribe sobre temas sociales y ambientales y también presenta un programa de radio.