Buscar este blog

sábado, 18 de junio de 2022

Aguas, bien común

Por Ezio Costa, director ejecutivo ONG FIMA
No hay dudas de que una de las urgencias de nuestro país se relaciona con la escasez hídrica y siendo así, parece razonable que un instrumento normativo tan importante como la nueva Constitución, se haga cargo del asunto. La reciente reforma al Código de aguas hizo una parte de la tarea, por ejemplo, reconociendo el derecho humano al agua y al saneamiento, pero la propuesta constitucional viene a complementar y completar ese avance en las diversas dimensiones del problema hídrico.
Una primera dimensión tiene que ver con la gestión, donde se concentra sobre el 40% de la brecha y del riesgo hídrico, de acuerdo a los estudios de la Fundación Chile. Lo institucional, en este respecto, ha sido también relevado por informes del Banco Mundial e intentado solucionar sin éxito por todos los gobiernos de la última década. La propuesta de nueva Constitución lo aborda cumpliendo las recomendaciones de expertos e informes internacionales, creando una Agencia Nacional del Agua que será autónoma y por lo tanto fuera de los intereses políticos y también los consejos de cuenca que regularán desde la realidad local e integrando a los diversos usuarios del agua.
Una segunda dimensión se relaciona con la protección del ciclo hídrico, para protegerlo en base a la evidencia científica y asegurarnos que siga habiendo agua en las cuencas. Eso requiere conservar los ecosistemas de los que depende ese ciclo, y en este sentido se establece una protección especial para glaciares y cabeceras de cuenca, así como un deber de custodia del Estado respecto de los cuerpos de agua y los bosques.
Este deber de custodia se extiende a todos los bienes naturales comunes, entre los que se categoriza al agua. Haciendo eco de la demanda por terminar con la propiedad sobre las aguas y reconociendo que ellas son de la comunidad que constituye a Chile, esta nueva categoría hace más posible a los organismos pertinentes regular el uso del agua, de forma de asegurar que se cumpla con los objetivos públicos que dependen de ella. Entre estos objetivos se encuentran los usos productivos del agua como la agricultura, la minería y la industria, pero también la protección de la naturaleza y de los derechos de las personas.
Como a veces parece confundirse, que deje de existir propiedad sobre las aguas no significa que deje de poder usarse para sus distintos fines. En la inmensa mayoría de los países del mundo no existe propiedad sobre las aguas, como tampoco la había en el Chile previo a la dictadura, y por supuesto eso no impide el desarrollo de actividades. Lo que sí hace es reconocer que en dichas actividades se está usando un bien que es común y sobre el que, por lo tanto, pesan deberes de cuidado especiales que deberá definir la ley. Por último, las normas transitorias vinieron a aclarar que se mantiene la vigencia de los derechos -ahora autorizaciones- de aguas y que dichas autorizaciones pueden ser transferidas y heredadas.
A pesar de la grave crisis hídrica que atravesamos, la tardanza de soluciones ha sido considerable, lo que está relacionado con resistencias institucionales y privadas que se apoyan en el diseño normativo de la Constitución de 1980 y sus barreras de contención contra los cambios. Un gran aporte de la propuesta de nueva Constitución es derribar esas barreras, devolviendo al agua a su calidad de bien común y propiciando una regulación que proteja su ciclo, asegure el disfrute del derecho humano al agua y permita su uso en actividades productivas para el bienestar del país.
Fuente:La Tercera

domingo, 12 de junio de 2022

Maule Itata Coastkeeper -Vigilante Costero Ong, de Chile- recibe premio global por su dedicación en la conservación marino costera.


El sábado 11 de junio, en la ciudad de Washington DC, el destacado activista ambiental Rodrigo de la O, director Vigilante ONG, recibió el Premio Terry Backer 2022 por la extraordinaria dedicación a su zona costera en su protección, enseñanza y defensa.

Acerca del Premio

Las organizaciones Waterkeeper en distintas partes del mundo han tenido un impacto inmedible en la preservación de nuestras vías fluviales hoy y para generaciones futuras. 

Entre la increíble lista de sus contribuciones al medio ambiente, Terry Backer, homónimo del premio, fundó la segunda organización Waterkeeper, The Long Island Soundkeeper. Hoy, existen más de 330 organizaciones Waterkeeper alrededor del mundo.

Tristemente, Terry falleció en 2015 producto de un cáncer cerebral. Para conmemorar su legado y honrar a los Waterkeepers que encarnan su determinación y pasión por el medio ambiente, se creó el premio Terry Backer.

Según quienes lo conocieron, Backer era enérgico, decidido, carismático y efectivo, todos los principios que encarna el premio Terry Backer.

Un honor bien merecido

Los candidatos para el premio Terry Backer son nominados por sus compañeros, quienes también votan por los ganadores 

Rodrigo de la O, fue nominado por Margarita Díaz, de Tijuana Coastkeeper y Patricio Chambers, de Guayllabamba Riverkeeper.

Terminando la semana

La reunión anual de Waterkeeper Alliance se llevó a cabo el cuarto y último día de la conferencia. Se compartieron los aspectos más destacados del último año; se anunciaron nuevos proyectos, incluida nuestra nueva asociación con esri que beneficia a todos los miembros de Waterkeeper; los estatutos fueron ratificados por los miembros; y se anunciaron los resultados de las elecciones del Consejo Waterkeeper. Más tarde en el día, se llevaron a cabo más sesiones de trabajo sobre los impactos de la contaminación en la pesca, capacitación de medios, PFAS y microplásticos, y la mejor manera de responder a la proliferación de algas nocivas.

Varios días de aprendizaje y reconexión culminaron el sábado por la noche, donde celebramos los increíbles logros de nuestros compañeros Waterkeepers en el Banquete de Premios Terry Backer. Este premio reconoce el legado del difunto Terry Backer, el Soundkeeper original de Long Island, al honrar a las personas que ejemplifican su determinación, tenacidad y eficacia. Nominados y seleccionados por sus pares de Waterkeeper, los ganadores de 2022 fueron Rodrigo de la O de Maule Itata Coastkeeper en Chile, Kathy Phillips de Assateague Coastkeeper y John Wathen de Hurricane Creekkeeper.

Presentado por Margarita Diaz, Tijuana Coastkeeper, Rodrigo fue reconocido por ser un líder y constructor de comunidades que trabaja contra viento y marea para defender sus vías fluviales locales, lo que incluye ayudar a detener una planta de energía y proyectos industriales de cultivo de salmón en Chile, además de mantenerse firme contra grandes inmobiliarias que habrían afectado un espacio virgen en Los Arcos de Calan.


Kathy Phillips fue presentada por Betsy Nicholas de Waterkeepers Chesapeake por su incansable compromiso como defensora y mentora del agua. Betsy reflexionó sobre la capacidad de Kathy como defensora de confianza de la comunidad que hábilmente navegó por ambos lados de un problema. Como una abierta defensora de las CAFO, esos mismos agricultores solían llamar a Kathy en momentos de necesidad. Ahora jubilada, Kathy ha pasado su legado a la próxima generación de Waterkeepers, pero siempre seguirá siendo una parte integral del movimiento. 

De manera similar, John Wathen, quien se autodenominó “barba gris”, alentó a los Guardianes del Agua más jóvenes a beneficiarse del conocimiento de quienes los precedieron para que juntos podamos llevar a cabo este importante trabajo para las generaciones venideras. Aunque no pudo unirse a nosotros en persona, John aceptó su premio por video, luego de una presentación especial de su amigo y Choctawhatchee Riverkeeper, Mike Mullen.

También reconocimos a nuestros ganadores de 2020 que habían recibido sus premios virtualmente. Aunque no estuvo con nosotros en persona, Marc Yaggi compartió un poco del espíritu indomable del guardián del agua del lago Victoria de Kenia, Leo Akwany, como un facilitador talentoso que asesora, capacita y moviliza un fuerte movimiento de más de 5000 defensores para conservar los humedales del lago Victoria y sus aguas. Conocido en la región de East Kali como Nadiputr o "Hijo de los ríos", Raman Kant de Hindon River Waterkeeper y ex East Kali River Waterkeeper en India, tuvo la oportunidad de aceptar su premio en persona por su trabajo para iniciar y restaurar la salud y caudal del río Kali Oriental. Cada homenajeado ejemplificó y compartió una reflexión personal de lo que Terry y el premio significaron para ellos. No hubo un ojo seco en la casa.
-
>comunicaciones @vigilantecosta<