Buscar este blog

viernes, 2 de agosto de 2019

El que Calla Otorga: ¿Ser o no ser una Zona de Sacrificio?

#reporte @vigilantecosta
A fines de Julio se llevó a cabo, en el tradicional Colegio cauquenino de la Inmaculada Concepción, un Conversatorio ampliado abierto a la ciudadanía. La invitación, la convocatoria, el llamado, se recoge desde la Gobernación provincial abarcando, desde nuestra óptica, a toda la provincia cauquenina del Maule Sur (Cauquenes, Chanco y Pelluhue).

Partimos temprano desde la costa pelluhuana y comenzaba a caer la lluvia cuando entramos al magnífico auditorio del Colegio católico en pleno centro de la capital provincial.
El Gobernador de Cauquenes, Francisco Ruiz, recalcó que su administración siempre iba a tener una política permanente de puertas abiertas, para poder conversar y enfrentar todas las problemáticas que se han ido originando en la provincia, de la mejor manera posible.  
Don Eduardo Cancino, presidente de la junta de vecinos del sector de Name, hablaba de la importancia del "derecho a permanecer" y, agradeciendo la invitación desde la gobernación, hizo hincapié que esta reunión se venía pidiendo desde hace tiempo, transformándose esta oportunidad en todo un hito de un proceso de participación y movilizaciones locales ante proyectos de alta intensidad en distintas parte de la comuna y el territorio. De inmediato viene a la memoria un artículo reciente sobre el derechos de los ríos y la naturaleza como estrategia de defensa. "Queremos que Cauquenes funcione, que no se pierda". El Dirigente de Name, Señor Cancino, agradeció la asistencia de los parlamentarios Ximena Rincón, Jaime Naranjo, Alvaro Elizalde, Rolando Rentería, Alexis Sepulveda y a los Directores de distintos servicios y entidades públicas, manifestando la importancia de su presencia. Se lamentó ausencia del Alcalde de Cauquenes, Juan Carlos Muñoz, calificando asistentes al evento como "una vergüenza" y una "falta de respeto, ni siquiera enviar a alguien en representación del Alcalde, el dueño de casa, o excusarse". Política de fuste. 
Eduardo Cancino, Dirigente Sector de Name - Senadora Ximena Rincon
En lo personal, sin saber cuáles fueron las razones de la ausencia del edil local, es muy contradictorio que un líder electo por su comunidad se niegue, o sea indiferente a participar de instancias tan únicas, relevantes y enriquecedoras como ésta, donde precisamente, podemos conocer cuales son las realidades desde una perspectiva local, humana y demostrar que las opiniones de la comunidad son importantes y muy acertadas. Un error restarse y un acto de muy mala educación su indiferencia y descortesía. "Lo cortés no quita lo valiente", decía mi abuela Cauquenina. 

En otro plano, un aspecto interesante de mencionar, como una de las características singulares que las Ciénagas del Name poseen, son sus reservorios de agua y cómo funciona una suerte de microclima por la particularidad del terreno. Las viñas centenarias existentes no se riegan, no necesitan "agua extra" porque ese microclima permite que estas se alimenten de manera natural. Su antítesis, las grandes compañías viñateras, tienen un alto consumo de agua y un importante uso de agroquímicos. 

Huertas a Deo, emprendimiento agroecológico que se enfoca en la economía a escala local en la comuna de Pelluhue y enseña como mejorar procesos de gestión basado en manejo orgánico de plagas y mejoramiento de sustratos, comentaron acerca de su experiencia y trabajo con productores locales, lo que ha permitido generar una red de comercio local y nuevos ingresos importante. Raimundo Labbé, mencionó la importancia del rescate cultural de la agricultura campesina, aún viva en nuestra zona; como así también, que es imposible hacer competir a los pequeños productores con la agroindustria o tratar a los pequeños como industriales siendo, en sus palabras, un verdadero contrasentido, además de producirse un excesivo consumo de recursos extras que se podrían economizar.  

PROBLEMÁTICAS Y TEMORES
Varios temas rondaron las presentaciones y el debate. Desde el impacto que ya está teniendo la empresa COEXCA y su Mega Plantel de Cerdos, ubicado en el límite de las comunas de San Javier y Cauquenes, cuyo consumo de agua, en una zona de secano y de franca escasez hídrica, según proyecto se estima cercano a los 5 millones de litros de agua por día y contempla cerca de 70 hectáreas para el acopio de la caca (purines) de los animales. Es un hecho, que distintas personas han tenido que comenzar a emigrar, vendido propiedades y otros que comienzan a convivir con olores, moscas y ratas, previamente advertidos. Niños que en sus escuelas, por el fuerte olor, se les hace difícil estudiar y concentrarse. Sorprendente, fue la mención de la Senadora Ximena Rincón, de que empresa no dispone de los permisos sectoriales (Oficio Nº 3.942/INC/2019Valparaíso, 2 de julio de 2019 / Oficio Nº 3.893/INC/2019Valparaíso, 17 de junio de 2019) y ha incumplido inversiones que, a estas alturas de las faenas del proyecto, ya debieran haberse realizado. 

Se mencionó, frecuentemente, al modelo forestal y sus procesos altamente intensivos y contaminantes y el impacto que ha tenido en los territorios en las últimas décadas. De la mano, se mencionaron estrategias de recuperación y restauración agroecológica con nuevas técnicas y procesos que permitan una forestación integral.

Un tema que rondó el debate fueron los cerdos y sus toneladas de mierda, pero también, lo fue lo relacionado con un proyecto cárnico de aves (Pollos Broiler) de la empresa Agrosuper que, con una estrategia conocida del buen vecino-trabajemos juntos, se abre paso, sigiloso, apropiándose del territorio y que, según informaciones preliminares, contempla cerca de 4 mil hectáreas en las comunas de Cauquenes y Parral; 1.500 pabellones de 40 mil pollos (Broiler) cada uno. Solo la Planta Faenadora, ubicada en Parral, contemplaría dimensiones cercanas a las 100 hectáreas, según comentaron los ponentes. 

Otro temor que se ha instalado, y del que sabemos desde hace tiempo, es el intento salmonero de instalarse en la costa de Ñuble y Maule, con proyectos en mar abierto (offshore) y que sumando a Agrosuper, Coexca y la industria Forestal y de Celulosa. Entonces, ¿podríamos hablar de una nueva zona industrial o una nueva zona de sacrificio? ¿Podemos evitarlo? ¿Es mi deber, es el tuyo?

En la reunión se manifestó la urgente necesidad de que "todos tenemos que hacer algo y comprometernos" en vez de "sentarnos a ver pasar el cadáver de tu "vecino" ", haciendo alusión adaptada al refrán popular. 

En la reunión, se emplazó a la Seremi de Salud, al Ministerio de Medio Ambiente y a las autoridades sectoriales a responsabilizarse por la incompatibilidad del plantel de cerdos de la empresa Coexca, su nivel de faenas, avances y funcionamiento y el que aún no posee los permisos plenos para su operación. Es decir, que la planta de cientos de miles de cerdos no dispone de todos lo permisos para funcionar. Entonces, la duda que surge es, cómo y por qué opera. Quién lo permite y/o fiscaliza. Donde queda el rol de la autoridad si una empresa determina cómo operar y, además, lo hace de manera irregular. 

"Defendamos el agua; defendamos la Naturaleza" fue uno de los llamados que recogió aplausos. "Capitales extranjeros reciben subsidios, se llevan producción, utilidades y pagan pocos impuestos", fue otros de los comentarios de la audiencia. Una vecina instó a que el ministerio de agricultura debiera ser parte de estas reuniones y procesos llamando la atención por su ausencia.

"MAULE VA A ALIMENTAR AL MUNDO; NOS VAN A LLENAR DE CACA"

Uno de los eslogan que se ha comenzado a distribuir es que la región del "Maule va a alimentar al mundo". Lo primero que pienso es, cuánto defeca un pollo y, haciendo un calculo al ojo, al mes un pollo evacúa 6 kilos de gallinaza (caca de pollo), multiplicado por 40 mil pollos, por 1500 pabellones. Después pienso, sin ser extremista, en las condiciones de esos animales (aplica a aves y cerdos) con las alzas de temperatura actuales, sus condiciones de vida, su hacinamiento y, por cierto cuánta agua consumen, para quien es el producto y la utilidad final. De hecho, recientemente, en el Reino Unido, miles de pollos se murieron por las olas de calor sin precedentes que ha azotado a Europa y Asia. Sería bueno conocer que sucede cuando se les mueren los pollos y prepararnos desde ya para un siguiente verano extremo en altas temperaturas.

Lo que me queda claro, en este corto tiempo en que hemos ido entendiendo envergadura de las amenazas, es que hay organizaciones de base, comunitarias que se ven exigidos, obligados a comunicarse y exponer situaciones que son alarmantes. "El que calla otorga", reza el dicho, pero, aquí la comunidad no descansa y tampoco pretende callarse. 

Desde esa política de puertas abiertas, el gobernador provincial, señaló, cruda y francamente, la inexistencia de estudios hidrogeológicos o catastro de pozos profundos convirtiéndose en una tarea pendiente en un escenario en que los residentes sienten miedo de no tener el vital elemento ante la gran demanda de consumo por mega empresas de este tipo que logran acceso a profundidades mucho mayores.

El Seremi de Medio Ambiente del Maule, Pablo Sepúlveda, comentó que la mejor manera de proteger es creando instrumentos de gestión participativa desde los planes de desarrollo comunal (Pladeco) donde existan herramientas para evitar la instalación de mega planteles como los que se han comentado (cerdos ya existente; aves, en proyecto).

Personalmente, me resulta impresentable que empresa de cerdos (COEXCA) no tenga todos los permisos sectoriales para su operación y que la planta esté funcionando desde hace ya un buen tiempo. Independiente, de las buenas acciones en la gestión de la Senadora, ¿cómo es posible que una empresa de esa envergadura actúe irregular o ilícitamente, obviando y discriminando desde un principio a quienes viven en el lugar?

Es emocionante cuando las autoridades saltan en sus asientos acusando indiferencia en el pasado, pero, que redimidos de pronto por un acto de conciencia súbito, vuelven a la lucha cuando ciudadanía les demanda, pero, con sus discursos mecánicos, un tanto vacíos, se les siente muy distantes. Que ganas de que jamás hubiera existido esa indiferencia manifiesta, por el Señor Naranjo, que finalmente confunde cuando autoridades llamadas a la representación de los intereses ciudadanos por intermedio de las leyes y la fiscalización, proponen a la audiencia, a los vecinos, a las organizaciones de base, a los particulares, ser los que deben organizarse y sumar voces para defenderse y guiar el proceso para evitar la imposición... Pero, momento. Y, ¿entonces, para qué están las autoridades y nuestros representantes?.

Hoy, sorprendido, veo como los parlamentarios llaman a que la comunidad sea la que resuelva, se organice, los dirija y defienda frente a los procesos que ellos mismos han permitido instalar por intermedio de leyes, lobbies u operaciones políticas muy ligadas a procesos de corrupción. Y, ahora, resulta que son los ciudadanos/as, los que deben empoderarse de manera obligada, para defender su tierra de una invasión de caca y una aspiradora monumental de agua que los mismos parlamentarios han permitido. Una paradoja, es poco. Creo que existe un problema de enfoque. Si bien soy el primero en manifestar mi disconformidad respecto de políticas públicas ineficientes y el legitimo derecho a disentir y manifestarme, creo que el rol de las autoridades debe ser pensando en quienes representa. No en intereses o inversiones externas, ni escapar de los deberes que el cargo tiene. Más aún, cuando las responsabilidades de funcionarios de gobierno que aprueban inversiones que afectan comunidad y medio ambiente no se contemplan o se aplican, relativizando su importancia o impacto en el futuro.

La gente está cansada, decepcionada. No obstante, y a pesar de todo, enfrentar la lucha como una obligación, como un deber, ya es una victoria e, inevitablemente, comunidad y organizaciones locales sumaremos para poder incidir en una visión integral y compartida de nuestro territorio. Las decisiones del futuro no pueden recaer en algunos que, fugazmente, puedan ser beneficiados. De cada uno y cada una de nosotros surge la opción de decidir si queremos ser, o no ser, una Zona de Sacrificio.
| Nota - Opinión - Rodrigo de la O - Director - Vigilante Costero ONG |

No hay comentarios: